>Blog de Salud y Belleza

10 Beneficios de beber vino

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Desde hace mucho tiempo el vino esta considerado como un elemento de base en la nutrición humana. En la actualidad, son muchos los médicos que recomiendan su consumo, siempre y cuando se beba en su justa medida.

Beneficios-vino

Además de ser el mejor compañero de una buena comida, un regalo para el paladar y los sentidos, una copa de vino al día tiene efectos positivos para la salud. De ahí que esta bebida es un placer al que no se debe renunciar, ya que con moderación tiene grandes beneficios para la salud. De hecho, es recomendable sustituir la bebida de refrescos u otras bebidas alcohólicas de mayor graduación por una copa de vino.

Numerosos estudios han demostrado las propiedades terapéuticas del vino, sobre todo su acción protectora contra enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Uno de sus componentes, el trans-resveratrol previene la aparición de tumores. Su presencia es notoria sobre todo en el vino tino. Los taninos y flavonoides que contiene son potentes antioxidantes, por lo que ayuda a combatir la acción de los radicales libres, además de limpiar y eliminar el colesterol.

beneficios-del-vino

Otros beneficios que aporta el vino a nuestro organismo son:

– Beber vino de forma leve o moderada disminuya la probabilidad de padecer enfermedades coronarias y arteriales. Asimismo, incrementa el colesterol bueno y reduce el malo.

– Combate el envejecimiento prematuro de las células de la memoria, por lo que previene la aparición del Alzheimer.

– Tomado con moderación, el vino ayuda a prevenir la pérdida ósea, por lo que es muy beneficioso en especial para las mujeres. Eso sí, por el contrario, el exceso provoca descalcificación.

Favorece la digestión. Tomar vino en la comida motiva la producción de jugos gástricos. Además, elimina los ácidos úricos de la sangre.

– El vino es rico en minerales como el calcio, potasio, sodio y magnesio, así como en vitaminas B y P.

propiedades-vino

– Ayuda a mantener los dientes sanos. Se ha demostrado que esta bebida frena el crecimiento de los estreptococos de la boca, que son unas bacterias que influyen en la formación de las caries, la gingivitis o el dolor de garganta.

– Numerosos estudios han demostrado que el consumo moderado de vino ayuda a mejorar la función cognitiva y la agilidad mental. Además, tomado en pequeñas dosis, previene la aparición de la demencia.

– El consumo de vino de forma leve reduce la obesidad y los problemas de sobrepeso.

– El resveratrol que contiene la uva contrarresta los efectos negativos que tiene la vida sedentaria sobre nuestra salud.