>Blog de Salud y Belleza

La alergia cutánea, consejos para paliar sus efectos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Licencia CC/autor rhurtubia

La alergia cutánea es una respuesta inmune a elementos externos que a veces pueden ser bacterias, virus o parásitos, pero otras veces son aditivos, polvo, perfumes o cualquier tipo de sustancia. En el mejor de los casos la alergia sólo provoca picores, pero puede desecar la piel, provocar descamaciones e incluso lesiones permanentes.

La piel se vuelve especialmente sensible, con tendencia a agrietarse y a sufrir heridas. Un sólo roce, un cosmético, la temperatura ambiente o el mismo sudor pueden provocar una herida. Para prevenir o paliar los efectos de la alergia hay diez reglas de oro:

  1. No usar jabones abrasivos, es mejor limpiarse la cara con aceites u otro productos limpiadores libres de jabón.
  2. Usar crema hidratante para que la piel no esté seca.
  3. No lavarse la cara o ducharse con agua demasiado caliente.
  4. Mantener la piel húmeda para que no se deseque en exceso con cremas de avena o aceites
  5. Secar la piel sin frotar, con mucho cuidado.
  6. No someterse a cambios bruscos de temperatura o humedad.
  7. Controlar el sudor y secarlo con frecuencia.
  8. Usar preferentemente ropa de fibras suaves y naturales como el algodón.
  9. Lavar la ropa con jabones suaves y enjuagarla bien. Hay que evitar los detergentes fuertes.
  10. No rascarse la piel ya que pueden provocarse heridas graves.

Una piel especialmente sensible requiere un cuidado externo constante, pero desde dentro también podemos prevenirlo:

  • Poniendo especial atención a lo que comemos, ya que algunos alimentos pueden agravar nuestra alergia.
  • Leyendo atentamente los prospectos de los medicamentos para evitar reacciones alérgicas al principio activo.
  • Reforzando nuestro sistema inmunitario con alimentos probióticos o con las vitaminas apropiadas que potencien nuestras defensas
Por:
Etiquetas:
Categorías: General