>Blog de Salud y Belleza

Alimentación vegetariana durante el embarazo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Durante el embarazo, es importante elegir una variedad de alimentos que aportan proteínas y calorías suficientes para tí y tu bebé.

Dependiendo del tipo de plan de comida vegetariana, es posible que tengas que ajustar tus hábitos alimenticios. Sigue estas pautas para una alimentación saludable vegetariana durante el embarazo.

Embarazo y alimentacion vegetariana

– No necesitas más calorías para los primeros 3 meses,  durante los últimos seis meses, las mujeres de peso normal necesitan un extra de 300 calorías de alimentos ricos en nutrientes para ayudar a tu bebé a crecer.

-Come una variedad de alimentos para obtener todos los nutrientes que necesita. Si no comes proteínas animales, consume nueces, mantequilla de maní, legumbres, productos de soja, quinoa, y tofu. Elige alimentos ricos en almidón y fibra, como panes de grano entero, cereales, pasta, arroz, frutas y verduras.

-Consume,  por lo menos,  cuatro porciones de alimentos ricos en calcio al día –1200 mg. de calcio en su dieta diaria-.  Se incluyen los productos lácteos, verduras de hoja verde, fríjoles o guisantes secos, y tofu. La vitamina D te ayudará a utilizar el calcio del cuerpo, que puedes obtener a través de la exposición al sol y en la leche fortificada, huevos y pescado.

-Come,  por lo menos,  tres porciones de alimentos ricos en hierro por día para asegurarse de que está recibiendo 27 mg. de hierro en tu dieta diaria, que puedes encontrar en granos (arroz), huevos, verduras de hoja verde, brócoli, coles de Bruselas, camote, frijoles y guisantes secos, pasas, ciruelas pasas y cacahuetes.

-Elige,  al menos,  una fuente de vitamina C todos los días, presentes en naranjas, toronjas, fresas, melón dulce, brócoli, coliflor, coles de Bruselas, pimientos verdes, tomates y hojas de mostaza y una fuente de ácido fólico todos los días, que encontrarás en vegetales de hojas verde oscuro y legumbres como las habas, frijoles negros, guisantes y garbanzos.

-Escoge,  al menos,  una fuente de vitamina A cada dos días, como zanahorias, calabazas, boniatos, espinacas, calabaza, hojas de nabo, hojas de remolacha, albaricoques y melón y una fuente de vitamina B 12 al día, que puedes encontrar en pescado, huevos y productos lácteos. Evita el alcohol, limita la cafeína, alimentos salados, grasa y alimentos ricos en colesterol.

Fuente Imagen: Showbits/flickr

Por:
Etiquetas:
Categorías: Dietética, Nutrición