>Blog de Salud y Belleza

Alternativas a la proteína láctea

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Existen en el mercado una serie de alternativas a la proteína láctea pensadas para ese porcentaje considerable de personas que están optando por eliminar la leche de vaca de su dieta debido a su intolerancia a la lactosa, una dieta vegetariana, o por decisión personal.

Alternativas a la proteína láctea

¿Qué alternativas hay a la proteína láctea?

¿Sabes qué alternativas hay a la proteína láctea?, te lo contamos en las próximas líneas:

LECHE DE AVENA 

La leche de avena es una forma de recibir una nutrición esencial de una fuente natural sin lactosa todos los días; posee un sabor suave y ligeramente dulce. Es pobre en proteínas  y rica en fibra, además de estar  libre de de colesterol y grasas saturadas.

Es baja en azúcares y calorías, por lo que es una excelente opción si  estás tratando de perder peso. Aporta además vitaminas del grupo B beneficiosas para el sistema nervioso, como B2 y B12 y vitamina D. También contiene avenina, un alcaloide con efecto calmante. Esta bebida es fácil de digerir y proporciona energía para todo el día.

LECHE DE ARROZ 

Se presenta como otra de las alternativas a la proteína láctea, bastante acuosa, pero muy dulce, que es muy pobre en proteínas y sodio, y no contiene colesterol ni grasas. Es una bebida muy digestiva, que ayuda a regular el colesterol y es adecuada en dietas de adelgazamiento, además de ser muy adecuada para personas con problemas digestivos. Elige siempre bebidas de arroz fortificadas, ya que la leche este tipo es pobre en nutrientes como el calcio y la vitamina D.

intolerancia a la lactosa

LECHE DE SOJA

La leche de soja ofrece todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita y posee menos calorías y menos grasa que la leche de vaca; es una buena fuente de calcio, vitamina D y vitamina B12, y contiene antioxidantes y fitoquímicos tales como isoflavonas, saponinas y ácido fítico.  Esta bebida se ha relacionado con un corazón sano, con la reducción del colesterol, y con un sistema inmunológico fortalecido.

¿Qué otras alternativas a la proteína láctea añadiríais?

 

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Dietética