>Blog de Salud y Belleza

Beneficios de los alimentos germinados

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

 

Las semillas germinadas son ricas en nutrientes y ayudan a recuperar parte de los nutrientes perdidos; con la germinación, la semilla desbloquea el revestimiento protector y aumenta los nutrientes biodisponibles en los alimentos.

La germinación activa los enzimas, por lo que se aumentan las vitaminas, minerales y otros nutrientes, neutralizando a los anti-nutrientes, tales como el ácido fítico, que impiden la absorción de nutrientes.

Cuando las semillas brotan, se obtienen los siguientes beneficios:

– Desactivan los anti-nutrientes, como el ácido fítico, que evitan la absorción de una nutrición suficiente; el ácido fítico se adhiere con minerales, como el hierro, zinc, magnesio y calcio, que roban nutrientes vitales. 

– Son más nutritivas, ya que se incrementan vitaminas disponibles, minerales y otros nutrientes; se aumenta la disponibilidad de vitaminas, minerales, como el calcio, hierro, magnesio y potasio, y los niveles de aminoácidos o proteínas.

– Aumentan los antioxidantes para luchar contra los radicales libres, especialmente vitaminas C y E.

– Tienen niveles muy altos de ácidos grasos Omega-3, que  reducen los efectos de la artritis y ofrecen otros beneficios para las personas que padecen osteoartritis.

– Previenen el malestar estomacal y reducen el gas intestinal, ya que los  brotes activan las enzimas alimentarias para reducir la necesidad del cuerpo por producir sus propias enzimas y, al hacerlo, reducen el gas intestinal,  aliviando el estrés en el páncreas.

– Promueven un crecimiento de bacterias buenas, que ayudan a mantener las vías del aparato digestivo limpias y saludables; especialmente la linaza es una excelente  fuente de probióticos de origen natural.

– Aumentan la fibra soluble y reducen la fibra insoluble para ayudar a eliminar toxinas del cuerpo más eficientemente. Cuando la fibra soluble fluye a través de las arterias, se elimina colesterol.

– Proporcionan menos calorías “vacías”, para mantener el organismo en condiciones óptimas.

– Son bajas en  gluten y tienen pequeños niveles de glucosa, lo cual resulta ideal para pesonas con problemas de azúcar en la sangre y diabetes.

– Desactivan las aflatoxinas, que son las causantes de producir cáncer.

Fuente Imagen thinkstock.

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Dietética