>Blog de Salud y Belleza

Claves para hacerte una rinoplastia

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Más allá de meras cuestiones estéticas, la rinoplastia es un procedimiento que puede ofrecernos beneficios a nivel funcional para aliviar algunos problemas respiratorios o mejorar el funcionamiento de las fosas nasales. Por encima de la rinoplastia y su precio, que muchos pueden considerar elevado, se encuentra el bienestar del paciente, motivo por el cual es posible que nos encontramos ante uno de los métodos más demandados.

Claves para hacerte una rinoplastia

A pesar de que es muy común recurrir a este tratamiento por sus efectos estéticos, la rinoplastia nos puede ayudar a mejorar nuestra función respiratoria, facilitando de esta forma nuestra calidad de vida. Con esta técnica se pueden realizar una serie de cambios, que van encaminados a la zona del puente, la punta o las fosas nasales, así como modificar el tamaño de la nariz. Precisamente, el deterioro ocasionado por determinadas lesiones, que dan como resultado una nariz asimétrica o torcida, pueden ser corregidos por medio de una rinoplastia.

Antes de comenzar a comparar clínicas de rinoplastia y su precio, hemos de tener muy claro dónde se encuentra el problema real. Muchas personas afirman que no saben determinar exactamente la razón por la cual no se gustan cada vez que se miran al espejo, desconociendo que el problema radica en los huesos.

Por otro lado, se encuentran los pacientes que optan por combinar la cirugía de la nariz con otras intervenciones tales como el estiramiento facial o los implantes de mentón.

rinoplastia

Cómo se realiza una rinoplastia

A la hora de realizar una rinoplastia has de saber que se precisará de tu ingreso hospitalario durante un día. Esta operación se realizará bajo anestesia general o como mínimo localizada en la zona a tratar. Gracias a la incorporación de nuevas técnicas, cada vez menos invasivas, el postoperatorio de este tipo de procedimientos es más cómodo y llevadero para el paciente, hasta el punto de que reducirá lo máximo posible el dolor y minimizará la aparición de edemas y posibles hematomas. No obstante, conviene tener en cuenta que, durante la intervención, el paciente no sentirá dolor ni molestia alguna.

Los programas informáticos de predicción ayudarán a los cirujanos y al propio paciente a conocer cómo será el resultado final. En centros como Epitouch pondrán en tus manos los últimos avances en tecnología y saber hacer de sus profesionales altamente cualificados para que puedas conseguir los resultados esperados.

Cómo se realiza una rinoplastia

En función de las dificultades que pueda entrañar la intervención, el estado del paciente y su predisposición, se administrará anestesia general o local. Este método puede llevarse a cabo a partir de una técnica abierta o cerrada. En este último caso la intervención se realiza en el interior de las propias fosas nasales, mientras que la primera consiste en llevar a cabo una incisión en la parte de la piel situada entre la base y la punta de la nariz. Posteriormente se aleja de la estructura ósea, de forma que una vez se realiza la intervención, se coloca nuevamente realizando una pequeña sutura.

En el caso de que se pretenda corregir la anchura de la nariz para afinarla, se debe trabajar sobre los huesos de la misma para reconstruirlos y lograr una forma más estrecha. La rinoplastia también se emplea para tratar la curva de la nariz demasiado pronunciada, para cuyo caso se limará el hueso por medio del instrumental adecuado hasta obtener la forma deseada.

Consejos para hacerte una rinoplastia

A la hora de realizar la rinoplastia, has de recordar que no se podrá fumar 15 días antes de la operación, además de evitar las comidas extremas y el consumo de alcohol el día antes. Igualmente, no has de tomar medicamentos con efectos anticoagulantes, por lo menos durante las dos semanas anteriores a la intervención.

Para realizar este tipo de métodos estéticos y funcionales, el paciente debe tener muy clara su decisión y disponer de un estado de salud óptimo para evitar complicaciones durante y después de la operación.

Consejos para hacerte una rinoplastia

No olvides que durante los primeros días apreciarás que la nariz y el rostro están hinchados, un hecho que desaparecerá pasado un mes. Al mismo tiempo, se deben tomar analgésicos recomendados por el cirujano, así como descongestionantes e, incluso, compresas frías sobre la piel.

También se recomienda dormir boca arriba o de lado, evitando en todo momento la colocación de la nariz sobre la almohada. A todo esto hemos de añadir que durante los primeros días después de la intervención, el paciente no realice esfuerzos físicos, evitar la exposición al sol y el frío extremo o no sonarse la nariz.

¿Te has sometido a una rinoplastia?, ¿cómo fue la experiencia?

Por:
Etiquetas:
Categorías: Tratamientos