>Blog de Salud y Belleza

Cómo combatir los tonsilolitos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

¿Sientes dolor de garganta al ingerir los alimentos, tos intermitente o mal aliento? En ese caso, es posible que la formación de cálculos amigdalinos (tonsilolitos) sean responsable de esta afección. Un tratamiento adecuado puede ser de utilidad para acabar con estos síntomas.

dolor garganta

La concentración de tonsilolitos  en las criptas de las amígdalas palatinas, generadas por sales cálcicas o en combinación con otras sales minerales, afecta a entre el 16% y el 24% de los pacientes, unas cifras que van en aumento en el ámbito de la práctica clínica.

¿Qué son las amígdalas?

Las amígdalas forman parte del sistema linfático y ayudan a combatir infecciones, aunque para algunos niños puede constituir una importante fuente de problemas. A pesar de que puede sufrirse amigdalitis a cualquier edad, lo cierto es que es más frecuente entre los 3 y los 6 años de edad. Al margen de esto último, como se indicaba en líneas anteriores, las amígdalas juegan una importante labor defensiva que no se ha de pasar por alto.

amigdala

En este sentido, investigaciones recientes dan cuenta de los beneficios que pueden ofrecer las amígdalas en la lucha contra las infecciones durante los tres primeros años de vida. Formadas en el feto durante la semana 16 del embarazo, las amígdalas reaccionan sin demora frente a un agente patógeno. En primer lugar, crearán una gran cantidad de células que recibirán los gérmenes patógenos y los antígenos. Tales células también se encargarán de la decodificación de todas y cada una de las características de dichos anticuerpos específicos. Esa información será transmitida al resto de órganos del sistema linfático.

Sin embargo, como sucede con otros órganos de las vías respiratorias, las amígdalas también pueden ser blanco frecuente de virus y de bacterias. Precisamente, cuando las partículas de comida y otros residuos se acumulan en los canales o “criptas” de las amígdalas, con el tiempo se endurecen formando una masa calcificada que dará lugar a los antes mencionados tonsilolitos.

Síntomas y tratamiento de la tonsilolitis

Uno de los primeros síntomas de la tonsilolitis (inflamación de las amígdalas como resultado de la infección) es el dolor de garganta, el cual podría ir acompañado de fiebre, escalofríos e hinchazón de los ganglios linfáticos de la mandíbula y del cuello. También son habituales el cansancio y la pérdida de apetito, así como dificultar la deglución (tragar los alimentos). En ocasiones, también hay presente la infección del oído medio, por haberse obstruido una de las trompas de Eustaquio, el par de tubos que conectan la garganta con el mencionado oído medio.

Los profesionales médicos son los que deberán determinar si la tonsilolitis se debe a un virus o a una bacteria. En este sentido, desde nuestro blog de Salud queremos recordar lo relevante que es apostar por una conveniente higiene de las amígdalas, una asignatura pendiente para un amplio porcentaje de la población.

boca amigdala

En este caso, os proponemos hacer uso de un conjunto de instrumentos que facilitarán esta labor de limpieza y, en definitiva, nos ayudarán a cuidar de nuestra salud oral. Nos referimos al kit de extracción de tonsilolitos o amigdalinos de tres herramientas de LabHub, que os presentamos en este mismo artículo. Formado por Tonsil Pick, un raspador de lengua de cobre y una jeringa de 12 ml de punta curvada, este conjunto de herramientas serán de utilidad para acabar con las piedras tonsilares, los tonsilolitos y el molesto mal aliento.

extraccion

Entre otras cosas, la jeringa permitirá limpiar todo tipo de residuos acumulados en las amígdalas. Por su parte, el raspador lingual se encargará de eliminar toda la capa blanquecina y maloliente de la lengua. Finalmente, el palito con iluminación LED te ayudará a navegar por la amígdala con detalle y así poder eliminar las grandes piedras tonsilares atrapadas en su interior.

Cuando elimines estas piedras y limpies habitualmente la lengua, los dolores de garganta y la aparición de amigdalitis se verá disminuida de manera considerable. No has de olvidar que dejar ese material blanco en la boca constituirá el ambiente perfecto para que las bacterias se alimenten. Al acabar con él, se evitará que las bacterias dejen de multiplicarse.



El desconocimiento de la presencia de piedras tonsilares entre la población hace que los dolores de garganta y el mal aliento sean más comunes de lo habitual.

¿Vosotros habías oído hablar de la tonsilolitis?, ¿habéis probado el kit de extracción de tonsilolitos?, ¿cómo fue vuestra experiencia?.

Para conseguir el kit pincha aquí: Kit extracción tonsilolitos

Por:
Etiquetas:
Categorías: Medicina preventiva