>Blog de Salud y Belleza

¿Cómo cuidar de los implantes dentales?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

A lo largo de las últimas décadas, los avances en odontología han destacado por encima de aquellas mejoras que se han introducido en otras disciplinas médicas. La estética dental, los software digitales, la ortodoncia invisible, los brackets linguales… Todos los tratamientos en general han cambiado su enfoque: no sólo se trata de corregir defectos en los dientes y las encías, sino de conseguir resultados atractivos, que embellezcan el rostro del paciente.

higiene bucal dientes perfectos

A pesar de que ha habido mejoras en todos los ámbitos, hay uno que destaca por encima de los demás: la implantología. Gracias a los implantes dentales, muchos pacientes han podido recuperar los dientes y volver a sonreír en el mismo día. Los resultados que generan pueden durar toda la vida, pero no sin seguir los cuidados que nos proponen los dentistas en Clínicas Propdental de Barcelona.

Antes de mostrar algunos trucos de limpieza esenciales, recordemos qué son los implantes dentales y qué ha supuesto su incorporación a la odontología. Sabemos que se trata de pequeñas piezas de titanio que se insertan en los maxilares superior e inferior para ayudar a reconstruir una cavidad bucal que tiene pocos o ningún diente que se pueda restaurar.

En la mayoría de los casos, el tratamiento consta de dos fases diferenciadas: en la primera se colocan los implantes dentales y, en la segunda, se introducen las prótesis definitivas sobre los implantes. Entre las dos fases se produce lo que conocemos como osteointegración, fenómeno biofísico determinado por la unión del titanio con el hueso. Una vez hecha esta primera introducción, ¿cómo se cuidan los implantes dentales?

salud dientes

La necesidad de una buena higiene

Los resultados de una cirugía implantólogica se mantienen en el tiempo si llevamos a cabo los cuidados higiénicos necesarios. Los implantes dentales son más sensibles a la acumulación de biofilm oral y, por esta razón, es importante procurar que los tejidos periimplantarios estén sanos. De hecho, pueden incluso durar toda la vida si seguimos estas recomendaciones:

–          El objetivo principal es llevar a cabo una higiene bucal aún más exigente y rigurosa.

–          Es importante utilizar cepillos de última generación, que ayuden a prevenir la mucositis periimplantaria y la periimplantitis – es decir, enfermedades periodontales pero en pacientes portadores de implantes – y que estén diseñados para remover eficazmente el biofilm oral.

–          Todos los utensilios usados en la limpieza tienen que ser muy precisos y deben permitir al paciente penetrar en el cuello del implante-corona.

–          Es conveniente complementar el cepillado con el uso de irrigadores bucales y colutorios, que ayuden a eliminar por completo los restos de alimentos acumulados debajo de los implantes.

–          Las sedas, cintas o cepillos interproximales también son esenciales para eliminar las bacterias y los restos que quedan entre implantes o entre diente e implante.

–          Para una mayor seguridad, es preciso realizarse dos limpiezas profesionales en la clínica dental.

–          Durante el primer año del tratamiento, es aconsejable programar visitas al odontólogo al menos una vez cada tres o cuatro meses. La frecuencia de las citas variará en función de cada caso.

dentista

Cuidar las encías, evitar la periimplantitis

Cuando cuidamos de una cavidad bucal con implantes dentales, debemos prestar especial atención a las encías. Eliminar completamente el biofilm oral y mantener el tejido gingival limpio y en buen estado nos sirve de prevención ante enfermedades severas: las patologías periimplantarias.

Se trata de inflamaciones que afectan a los tejidos que rodean a un implante osteointegrado que, si no se controlan, llevan al paciente a la pérdida del hueso de soporte y, como consecuencia, de la pieza incrustada en él. La periimplantitis aparece como consecuencia de una infección bacteriana, una reacción similar a la que se produce en el caso de las enfermedades periodontales, que afectan a los dientes naturales. En los casos de mucositis no hay afectación del hueso, pero sí de los tejidos blandos.

Para evitar estas patologías lo mejor es llevar a cabo una correcta higiene oral y poner especial énfasis en el cuidado de las encías. De hecho, es muy importante el control de las primeras fases de estas patologías para evitar su evolución. El uso de antisépticos es imprescindible para fortalecer el tejido gingival y controlar el biofilm, sobre todo aquellos que contienen clorhexidina.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Tratamientos