>Blog de Salud y Belleza

Cómo prevenir la diarrea del viajero

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

¿Tienes pensado viajar al destino de tus sueños pero tienes cierto temor a contraer enfermedades o trastornos digestivos o intestinales como el llamado mal del viajero o diarrea del viajero?, desde Cosas de Salud te damos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de emprender ese vuelo barato a Menorca o, muy especialmente aquellas regiones tropicales o subtropicales donde el riesgo de padecer esta afección es mayor.

 

La conocida como diarrea del viajero o del turista es un síndrome,  cada vez más común entre la  la población que opta por viajar a zonas ubicadas en medios tropicales, puesto que el cambio de ambiente y de temperaturas puede ejercer una gran influencia en nuestro organismo y algunas de sus muchas funciones vitales.

Náuseas, cólicos, incremento de las deposiciones diarias , fiebre, cierto dolor abdominal son algunos de los muchos síntomas de este mal del viajero. La diarrea puede prolongarse entre 3 y 4 días aproximadamente. Los mayores riesgos de infección se manifestarán  si acudimos a zonas de especial riesgo como países en desarrollo en la zona de África, Latinoamérica, Asia y Oriente Medio.

Por todo ello,  antes de optar por la compañía aérea más adecuada, ya sea Ryanair o cualquier otra, debes tener en cuenta cuáles son las características del entorno al que te vas a dirigir y las precauciones a tomar ante este tipo de trastornos digestivos e intestinales.

Son muy diversos los factores que pueden provocar este tipo de diarreras, desde diferentes clases de bacterias, protozoos o virus, aunque también existen otras causas de tipo no infeccioso, pero que igualmente podrían explicar los síntomas de esta afección.

Por ejemplo, uno de los factores más comunes es la alimentación, pues hay que recordar que si no se toman las medidas de higiene adecuadas, los virus o bacterias anteriormente citados pueden estar presentes en nuestros platos o en nuestras propias manos si no las hemos lavado previamente. Por otro lado, trastornos como el jet lag, el cansancio, el estrés o la altitud también pueden influir sobremanera en este sentido.

Por lo tanto, de entre las medidas de prevención, además de adoptar los hábitos de higiene y limpieza adecuados mencionados con anterioridad, podemos tomar agua y demás líquidos embotellados y, a ser posible,  con burbujas, evitar los productos o alimentos crudos o que no estén del todo cocinados, así como evitar marisco, lácteos o los cubitos de hielo que no hayan sido tratados con agua potable.

 

En el caso de que sufras los síntomas de la diarrea del viajero, es conveniente que sigas algunos de los siguientes tratamientos más comunes, como por ejemplo, adoptar una dieta saludable y equilibrada, además de reponer líquidos. Por ejemplo, los sobres de rehidratación oral nos pueden ayudar a prevenir la deshidratación, especialmente en el caso de ancianos y de los más pequeños. En cuanto a la dieta, es recomendable tomar alimentos saludables y astringentes como el arroz, manzana asada, carne de ave como el pollo o pescado blanco.

También se puede optar por los antibióticos o ciertos fármacos. En el caso de los primeros, únicamente se hará uso de ellos en casos de extrema gravedad,  cuando se incremente la fiebre de forma considerable, presencia de sangre en las heces o en el caso de diabéticos o personas que padecen enfermedades inflamatorias intestinales. No obstante, como siempre, resulta conveniente consultar con el médico habitual. En cuanto a los fármacos uno de los más comunes es el racecadotril.

 

En cualquier caso, siempre que acudas a un viaje de estas características, no olvides tomar las precauciones adecuadas y consultar con tu médico en caso de duda. ¿Y vosotros?, ¿habéis sufrido en alguna ocasión la llamada diarrea del viajero?

Fuente Imágenes ThinkStock.