>Blog de Salud y Belleza

Cómo tratar las fobias infantiles

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Al igual que los adultos, los niños también pueden padecer ese temor inmenso hacia un objeto o una situación determinada, lo que conocemos como fobia.  

Es un miedo irracional que surge ante un estímulo determinado. Normalmente,  las fobias infantiles aparecen entre los 5 y los 12 años y van desapareciendo poco a poco, o se manifiestan de otro modo años después.

¿Cómo se comporta el niño que tiene fobia? Generalmente rechazando la situación con excusas, por ejemplo en la fobia escolar, el niño presenta dolor de cabeza, vómitos y cualquier otra dolencia con tal de no ir a clase. Si no puede evitar la situación, el niño comienza a ponerse nervioso y puede llegar a sufrir un ataque de pánico.

Todos los niños experimentan el miedo en alguna etapa de su vida infantil. Por ejemplo, es muy normal que un niño de tres años tenga miedo a dormir con la luz apagada o a los monstruos. En ese caso, el miedo tiende a desaparecer una vez que el niño va madurando. Los padres deben entender que este miedo es algo normal en su edad, hablar con ellos y darles una dimensión real.

Hay que preocuparse de estas fobias cuando interfieren en la vida cotidiana del pequeño. Entonces, es el momento de acudir a un especialista para que ayude al niño. El  experto valorará el origen de la fobia. Normalmente para perder el miedo se utiliza mucho la técnica de exponerse al estímulo temido junto con técnicas de continencia.

Esta exposición puede ser tanto a un estímulo real como imaginario. Poco a poco, el niño consigue superar los temores. Eso sí, la ayuda de los padres como acompañantes es muy importante.

Hay otro tipo de tratamiento que supone el uso de medicamentos. El profesional y los padres de los niños son quienes tienen que valorar cuál es el tratamiento adecuado a seguir.

Fuente imagen por flickr

Por:
Etiquetas:
Categorías: General