>Blog de Salud y Belleza

Cómo tratar los ataques de pánico

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Un ataque de pánico es una súbita aparición de ansiedad y miedo, con palpitaciones en el corazón, falta de aliento y sensación de ahogo. Los mareos y náuseas, el miedo a morir o a perder el control,  sumados a la sensación de separación del entorno, pueden llevar a la persona afectada a que se retire de sus actividades normales, por ello se deben de tratar los síntomas cuanto antes.



Los ataques de pánico son condiciones tratables; se pueden aplicar con éxito las estrategias de auto-ayuda. La terapia cognitiva conductual es generalmente la forma más efectiva de tratamiento para los ataques de pánico y agorafobia.Dicha terapia se centra en los patrones de pensamiento y los comportamientos que están sosteniendo o desencadenando los ataques de pánico, mirando sus miedos de una forma más realista.

En la terapia de exposición para tratar el trastorno de pánico, el paciente queda expuesto a las sensaciones físicas de pánico en un ambiente seguro y controlado, que le da la oportunidad de aprender maneras más saludables de afrontamiento. Se le puede pedir que hiperventile, que sacuda la cabeza de lado a lado, o que contenga  la respiración.

Estos ejercicios diferentes provocan sensaciones similares a los síntomas de pánico; con cada exposición, cada vez se sentirá menos miedo a esas sensaciones corporales internas y el paciente sentirá una mayor sensación de control sobre su pánico.

Cuando se trata de ataques de pánico, el tratamiento profesional, hay  muchas cosas que puedes hacer para ayudarte a tí misma:

-Obtén información acerca de los ataques de pánico. Lee sobre la ansiedad, trastorno de pánico, y la respuesta de lucha o huida experimentada durante un ataque de pánico; aprenderás cuáles son las sensaciones y sentimientos que existen en estos trastornos.

-Evita el tabaco y la cafeína o medicamentos que contienen estimulantes.

-Aprende a controlar tu respiración.  La respiración profunda puede aliviar los síntomas de pánico; se puede controlar la respiración, y desarrollar una técnica de manejo que se puede utilizar cuando la ansiedad aparece.

-Practica técnicas de relajación. Cuando se desarrollan regularmente actividades como el yoga, la meditación y la relajación muscular progresiva, se  fortalece la respuesta de la relajación del cuerpo.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Neurología, Tratamientos