>Blog de Salud y Belleza

Cómo tratar los Quistes de Ovarios

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

¿Te sientes hinchada en la parte baja del vientre, has notado cambios en la hemorragia de tu período menstrual, tienes molestias en tus relaciones sexuales o dolor en la zona de la pelvis?, estas afecciones se corresponden con los síntomas de los quistes de ovariosen cuyo caso es necesario acudir a un especialista para que nos ayude a diagnosticar el tipo de quiste al que estamos haciendo referencia y así dilucidar si es benigno o no.

tratamiento para quistes

Considerados como “sacos” colmados de material semi-sólido o líquido y generados en el interior de uno de los ovarios, los quistes aparecen con bastante frecuencia en la etapa reproductiva de la mujer y en la mayoría de los casos no resultan perjudiciales para su salud.

Por eso precisamente, antes de alarmarse ante la sintomatología antes expuesta, es necesario recurrir a la opinión y experiencia de un profesional médico, como los expertos en ginecología en Barcelona, para que nos indiquen realmente cuál es el tipo de quiste que se ha generado en el interior de uno de nuestros ovarios, los órganos encargados de producir las hormonas de la mujer y albergar en su interior a los óvulos.

Tipos de quistes de ovarios

En este sentido, has de saber que existen diversos tipos de quistes de ovarios. Por un lado,  los llamados funcionales, es decir, aquellos que no van ligados a ningún tipo de afección de graves consecuencias para nuestra salud y que suelen asociarse a la ovulación de la mujer, es decir, aquellos momentos en los que el ovario produce un óvulo.

Esta clase de quistes, producto de este proceso natural en el organismo de la mujer, por lo general suelen desvanecerse con el paso del tiempo, en aproximadamente unos dos meses, sin la necesidad de tener que recurrir a un tratamiento determinado para combatir su presencia.

quistes de ovarios

 

Estos quistes de ovarios funcionales suelen ser más frecuentes entre la población femenina. No obstante, hay otro tipo de quistes de ovarios asociados a determinadas enfermedades como es el cáncer de ovario o el síndrome de ovario poliquístico a los que debemos prestar especial atención y que requieren de un tratamiento específico para evitar que su presencia pueda mermar nuestra salud.

El tamaño del quiste también pueden ser determinante a la hora de distinguir los síntomas asociados a este tipo de “sacos” llenos de líquidos presentes en nuestros ovarios, de forma que cuanto más pequeños sean, menos apreciaremos algunas de las señales físicas comentadas en líneas anteriores.

Las etapas menstruales con dolores intensos,  la sensación de estar hinchada en la parte baja del vientre, dolores en la espalda y zona de la pelvis, molestias a la hora de mantener relaciones sexuales, vómitos y náuseas, sensibilidad en las mamas o ciertas irregularidades menstruales pueden ayudarnos a dilucidar si nuestros ovarios albergan algún quiste en su interior.

Cómo diagnosticar y tratar los quistes de ovarios

Para diagnosticar los quistes de ovarios, los profesionales médicos se sirven de muy diversas pruebas. Por un lado, destacamos la conocida como laparoscopia, consistente en la incisión del abdomen por medio de un dispositivo de pequeñas dimensiones, que permitirá a la persona que nos realiza la prueba en cuestión observar con precisión la cavidad pélvica y los órganos que componen el aparato reproductor de la mujer. En el caso de que el quiste sea pequeño, el especialista lo podrá extirpar sin mayores complicaciones.

tratar quistes

Otro de los procedimientos empleados para su diagnóstico es lo que se conoce como laparotomía, que originará una incisión, si cabe más grande que el caso anterior, y que permitirá extirpar el quiste para saber si es cancerígeno o no. En caso afirmativo, nuestro profesional médico deberá extirpar, entre otras cosas, algunos nódulos linfáticos y uno o dos ovarios.

Si hablamos de un síndrome de ovario poliquístico como se mencionaba con anterioridad, en estos casos, es adecuado optar por un tratamiento hormonal y, en ocasiones, dependiendo de la gravedad de esta afección, se suele optar por una operación quirúrgica por medio de la cual podamos extirpar estos quistes.

Por otro lado, nos referimos a los endiometriomas (quistes ováricos ocasionados por tejido endometrial), causantes de muy diversas molestias. Si la endometriosis no se extiende, los profesionales médicos suelen optar por la cirugía en forma de ojo de cerradura mediante la laparoscopia antes referida, es decir, la extirpación de quistes de ovarios de manera poco invasiva.

Los tratamientos son necesarios en caso de que los quistes de ovarios no se hayan disuelto en plazos superiores a los 5 meses o que incluso, hayan aumentado de tamaño, dolencias de especial gravedad o desarrollo de nuevos quistes después de la menopausia.

quistes

En cualquier caso, siempre es mejor prevenir, por ello se recomienda a las mujeres antes de la menopausia especialmente realizarse ecografías para poder observar cómo evolucionan esos quistes de ovarios funcionales tan comunes.

¿Y vosotras?, ¿tomáis las precauciones necesarias?, ¿realizáis con frecuencias vuestras revisiones ginecológicas?

Por:
Etiquetas:
Categorías: Tratamientos