>Blog de Salud y Belleza

Consejos para controlar la ansiedad

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Todos hemos sentido algún grado de ansiedad en algún momento de nuestra vida. Sin embargo, tal vez por el estilo de vida actual, se ha ha convertido en las últimas décadas en el trastorno mental más habitual.

Por lo general, suele estar asociada a episodios temporales y relacionada con la alegría, la tristeza, los miedos y otros sentimientos. Cuando la persona observa que este estado de ansiedad ya no se va sino que se convierte general es cuando hay que empezar a suponer que se puede sufrir algún trastorno de ansiedad.

La persona que sufre algún trastorno de ansiedad tiene un miedo continuo a que le pase algo y una sensación de que ya no controla su vida, lo cual le lleva a tener un grado de desesperación importante. Además, según se va apoderando de la persona empieza a experimentarse una lista de síntomas casi interminables: taquicardias, sensación de ahogo, temblores en las extremidades, sensación de pérdida de control o del conocimiento, transpiración, rigidez muscular, debilidad muscular, insomnio, trastornos digestivos…que pueden empeorar aún más el estado de salud de la persona.

A pesar de su complejidad, hay que tener en cuenta que gracias a los avances de la medicina, y concretamente en el campo de la psiquiatría y la psicología, patalogías como la ansiedad, la depresión o el estrés pueden ser tratadas de manera eficaz permitiendo una mejoría completa o muy grande en el paciente. Por lo que el principal consejo que hay que dar, es que si uno se siente mal o cree que puede estar afectado por alguno de estos trastornos, hay que acudir sin ningún miedo al medico especialista que sabrá diagnosticar su problema y le ayudará a encontrarse mucho mejor.

Además, hay una serie de consejos básicos que nos pueden ser de gran ayuda para controlar los estados de ansiedad de una manera práctica y efectiva:

– Si nos surge un estado de ansiedad repentino, un buen consejo es intentar respirar profundo durante, por lo menos, un minuto. Esto nos ayudará a relajarnos y superar este momento de crisis.

– Del mismo modo, es muy aconsejable acostumbrarse a realizar ejercicios de respiración y relajación de forma diaria.

– Realizar ejercicio físico o deporte de una forma regular, ya que nos permitirá reducir los niveles de ansiedad y mejorará nuestro estado de salud general. Si no se dispone de tiempo suficiente o lugar para practicarlo, caminar media hora al aire libre al día será también muy beneficioso.

Los ejercicios aeróbicos, la natación o acudir al gimnasio es altamente recomendable para las personas que sufren de ansiedad, de modo que notarán los efectos positivos muy rápidamente si se realizan de forma constante.

– Es fundamental dormir bien para evitar estados de ansiedad y estrés.

– Algo tan elemental como aprender a estar relajado es, sin embargo, fundamental para poder superar a la ansiedad. Es importante pensar que los síntomas que se experimentan son por la propia ansiedad, que no hay nada grave ni ninguna otra enfermedad. Esto nos ayudará a aprender a relativizar y, por tanto, relajarnos con más facilidad, lo que se traducirá en un reducción de los niveles de ansiedad.

– Hay que eliminar el café y las bebidas con cafeína, ya que incrementan los niveles de ansiedad y dificultan el descanso a la hora de irse a dormir.

– Practicar disciplinas como el tai chi, pilates, yoga o body balance nos permite mantenernos en forma, estirar los músculos, relajarnos, corregir la postura y liberar nuestra mente, por lo que son perfectos para quien sufre de algún tipo de ansiedad.

– Mantener una buena vida social y familiar activa, comunicativa y rica. De este modo, se podrá controlar mejor la ansiedad al tener la mente ocupada con otros temas. Del mismo modo, es importante reservar tiempo cada día para nosotros para realizar aquellas actividades y tareas que más nos gustan y llenan.

– Si se está experimentando síntomas físicos o psicológicos, hay que acudir al médico para que diagnostique el problema y establezca el tratamiento y pautas a seguir. Debemos tener en cuenta que cuanto antes se detecta la ansiedad, más fácil es tratarla y aprender a controlarla.

Dedicar tiempo a conocernos a nosotros mismos y descubrir las causas que originan o intensifican la ansiedad. De este modo, podremos aprender a detectar los avisos que anticipan la ansiedad y podremos controlarlos.