>Blog de Salud y Belleza

Consejos para desinfectar una herida

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Es importante que las heridas, como cortes o abrasiones,  tengan una desinfección y limpieza adecuadas, para evitar la inflamación e infección de las mismas. Por ello, desde nuestro blog de Salud queremos compartir con vosotros algunos consejos para desinfectar una herida.

La piel actúa como una barrera protectora contra las bacterias y otros patógenos, pero si esta defensa se rompe, las bacterias pueden entrar en la herida y multiplicarse, exponiendo esta última a un peligro más grave. Por esa razón es importante conocer la manera adecuada de limpiar y desinfectar una herida.

Cómo desinfectar una herida

Ten en cuenta las siguientes recomendaciones para saber cómo desinfectar una herida convenientemente:

cómo desinfectar una herida

– Antes de tocar la herida, asegúrate de que te has lavado bien las manos con agua tibia y jabón, secándolas con papel desechable.

– Prepara todos los materiales necesarios para la desinfección de la herida y esteriliza objetos como pinzas o tijeras convenientemente con agua hirviendo.

– Si vas a estar en contacto con la herida de otra persona, es importante que uses unos guantes de látex después de lavarte las manos para prevenir la propagación de la infección.

consejos desinfectar una herida

– Si se trata de un pequeño corte o abrasión, lava el área con agua corriente y jabón. Si la herida es grande y profunda, será más prudente utilizar un desinfectante adecuado, como el agua oxigenada o la clorhexidina.

– Si no tienes una solución desinfectante a mano, puedes utilizar un desinfectante de emergencia: con sal disuelta en agua hervida. Nunca utilices alcohol puro o yodo en una herida abierta, ya que podrían dañar los tejidos, pero puedes utilizarlos con cuidado para limpiar y desinfectar la piel de alrededor de la herida.

– Si la herida abierta está contaminada, será de gran utilidad utilizar pinzas estériles, para recoger cualquier residuo incrustado en la herida y así impedir un mayor crecimiento de las bacterias.

– Una vez que hayas limpiado la zona, se puede aplicar a la herida, un desinfectante, utilizando un gotero estéril si es necesario, para llegar a todas las áreas de la misma y seguir con una crema antimicrobiana y antiséptica.

– Aunque lo ideal es dejar que la herida seque al aire, existen zonas que será imprescindible colocar un apósito sobre la herida para mantenerla limpia y evitar más residuos en el área vulnerable, cambiando el apósito regularmente para que la herida no esté demasiado húmeda o demasiado seca, y aplicar un desinfectante si fuera necesario.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Higiene