>Blog de Salud y Belleza

Contraindicaciones de las vacunas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

contraindicaciones vacunas

En este blog de salud sabemos de la importancia de las vacunas, que ayudan a proteger al organismo de enfermedades o alergias. En esta ocasión, después de ver los tipos de vacunas, nos centramos en las contraindicaciones de las vacunas, en aquellos factores o situaciones en las que las vacunas pueden no ser buenas para el organismo.

El pinchazo de la vacuna no suele agradar a casi nadie: lo mejor que puedes hacer es no pensar en ello.

Obviamente, las contraindicaciones que te contamos son generales, y cada vacuna tiene sus propios elementos negativos.

Las contraindicaciones de las vacunas son de todo tipo. Para empezar, si tienes algún tipo de infección, no debes ponerte una vacuna. Del mismo modo, la fiebre también es un elemento a tener en cuenta, ya que si tienes fiebre tampoco debes ponerte una vacuna.

Enfermedades contagiosas, como puede ser el sarampión, está contraindicado con las vacunas. Por tanto, cuando se padece una enfermedad infecciosas, lo mejor es esperar un par de meses (dependiendo del tipo de enfermedad que se padezca puede ser más o menos tiempo) para suministrarte la vacuna.

Otras contraindicaciones de las vacunas pasan por algún tipo de trastorno inmunitario, si padeces Tos ferina o si tienes alguna patología neurológica. Del mismo modo, hay que tener precaución cuando se padece una enfermedad crónica, en cuya caso conviene consultar con el médico para saber si se puede poner una vacuna.

Las mujeres embarazadas deben tener cuidado a la hora de ponerse una vacuna, ya que embarazo está contraindicado con vacuna, al menos en general. Ten en cuenta que las mujeres en cinta tienen que tener precaución en esta etapa de gestación.

Por otro lado, después de haber recibido una transfusión de sangre se debe esperar un tiempo antes de ponerse una vacuna.

Como ves, estas son las contraindicaciones más generales de las vacunas. Hay otras más particulares que dependen de cada vacuna en concreto. Asimismo, pueden existir más contraindicaciones no tratadas aquí, que quizás son más extrañas, pero que igualmente pueden darse.