>Blog de Salud y Belleza

Efectos sobre la salud de las radiaciones ionizantes

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

En los últimos tiempos se está hablando y debatiendo mucho sobre los peligros que tienen las radiaciones ionizantes y sus efectos sobre la salud de las personas. En cualquier caso, lo primero que hay que señalar es que los seres vivos estamos expuestos continuamente a dichas radiaciones, pero que no implican ningún daño para nuestra salud ya que se trata de bajos niveles de radiación, como puede ser en el caso de la radiación ionizante procedente del sol, el suelo, las rocas e incluso de nuestro propio organismo.
Su presencia es actualmente mayor debido a que cada vez cuentan con más aplicaciones en la industria, la ciencia o la medicina.

120700055

De hecho, se podría decir que su aplicación ha sido incluso positiva para la salud. Es el caso de la medicina, que las utiliza para realizar pruebas de diagnóstico y para tratamientos de algunas enfermedades. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los efectos nocivos para la salud pueden darse y dependen de múltiples factores como el tipo de radiación, de la dosis o tiempo de exposición, el tipo de tejido irradiado y también de factores personales como pueden ser el sexo, la edad a la que se expuso, y del estado de salud y nutrición. Así, hay radiaciones muy penetrantes y que por tanto podrán atravesar con más facilidad los tejidos humanos. También hay que tener en cuenta que hay radiaciones que pueden ser poco penetrantes pero que tengan riesgo para nuestra salud por su consumo. Es el caso de los alimentos que se encuentran contaminados.

Los efectos dañinos para la salud que pueden originar las radiaciones ionizantes en el organismo se pueden dividir en dos tipos:

  • Efectos inmediatos: quemaduras en la piel, caída del cabello, nauseas, malestar, abortos, cataratas, esterilidad, hemorragias.
  • Efectos a largo plazo y crónicos: Cáncer, malformaciones congénitas, aborto y en última instancia, en los casos en que los grados de radiación son mayores, la muerte.

Para medir el nivel de radiación absorbida se utiliza el sievert (Sv), que indica la dosis de radiación absorbida por la materia viva. Los síntomas en las personas se producen de forma inmediata en los siguientes valores, cuando son se trata de una radiación recibida en un día:

  • 0 – 0,25 Sv: Ninguno
  • 0,25 – 1 Sv: Algunas personas sienten náuseas y pérdida de apetito, y pueden sufrir daños en la médula ósea, ganglios linfáticos o en el bazo.
  • 1 – 3 Sv: náuseas entre leves y agudas, pérdida de apetito, infección nota 1 , pérdida de médula ósea más severa, así como daños en ganglios linfáticos , bazo, con recuperación solo probable.
  • 3 – 6 Sv: náusea severa, pérdida de apetito, hemorragias, infección, diarrea, descamación, esterilidad, y muerte si no se trata.
  • 6 – 10 Sv: Mismos síntomas, más deterioro del sistema nervioso central. Muerte probable.
  • Más de 10 Sv: parálisis y muerte.
Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Destacados, Especiales