>Blog de Salud y Belleza

Fibromialgia, causas y síntomas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Es una de las nuevas afecciones detectadas o reconocidas de los últimos años; incluso ha sido reconocida por la OMS como enfermedad en el año 1992 de la cuál poco se sabe respecto y, menos aún, a qué se debe su origen.

La sintomatología más común de esta enfermedad es la hipersensibilidad y el dolor crónico muscular, por lo que el diagnóstico lo realiza un medico traumatólogo y  si bien la sufren ambos sexos, son las mujeres quienes más la padecen.
Tiene tres niveles de intensidad, leve, moderado o grave, dependiendo de éste, se tendrá o no la posibilidad de desarrollar una vida más o menos normal; incidiendo en la vida familiar y vida laboral. En este último aspecto puede causar, sobre todo, largos periodos de ausentismo e incapacidad para realizar las actividades diarias debido a los dolores esqueléticos.

83773678

Las personas que deben convivir con ésta enfermedad tiene problemas al levantarse por la mañana debido al entumecimiento de los huesos, presentan dificultades a la hora de estirarse y también les afecta a nivel psicológico ya que esta situación les produce tristeza, miedo e inseguridad.
Aunque se la relaciona con diferentes causas, algunas  de ellas son:

  • De origen genético
  • Reiteradas lesiones o situaciones de estrés
  • Según estudios realizados, el tener niveles bajos de serotonina

Los síntomas generalmente se basan en:

  • Dolor muscular generalizado
  • Musculatura rígida
  • Insomnio o trastornos del sueño
  • Alteraciones neurocognitivas, como por ejemplo falta de memoria
  • Dolor abdominal
  • Hormigueo
  • Cefaléas
  • Colon irritable

Posibles tratamientos:

No existe un único tratamiento terapéutico para tratar la enfermedad. Según cada caso generalmente se aplican un conjunto de medidas destinadas a apoyar psicológicamente al paciente con el objetivo de mejorar su calidad de vida, realizando ejercicios físicos controlados por un especialista y por medio de técnicas como termoterapia y masoterapia.

En general se administran fármacos para mitigar el dolor y si fuera necesario ansiolíticos o sedantes para la depresión y alteraciones del sueño.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: General