>Blog de Salud y Belleza

Fiebre aftosa, un problema real para la economía

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés) está comprometido con la lucha contra la fiebre aftosa. Por esta razón, es que se presentó hace un tiempo un interesante programa para combatir mundialmente esta enfermedad que afecta al ganado y ocasiona, según los entendidos del tema, grandes problemas económicos a los países que detectan brotes entre su población animal.

Fiebre aftosa y el ganado

Esta iniciativa fue lanzada en el marco de la Conferencia Mundial sobre Fiebre Aftosa, que se llevó a cabo a fines del pasado mes de junio en la ciudad de Asunción, Paraguay, y que tuvo como lema “Hacia el control de la enfermedad a nivel mundial”. La misma busca principalmente controlar progresivamente la enfermedad a nivel mundial, informó el sitio web de la FAO.

En relación a este tema, el jefe veterinario de la FAO, Joseph Doménech, expresó que la fiebre aftosa a nivel mundial merece la atención de la comunidad internacional y que necesita ser controlada en su origen y paso a paso, publicó la web.

Es importante destacar que la misma cuenta con la colaboración de la Organización Mundial de Sanidad Mundial (OIE), una institución intergubernamental que tiene como objetivo mejorar la sanidad animal en el mundo.

¿Qué es la fiebre aftosa?

Según informa el sitio web de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), es una enfermedad viral contagiosa que afecta a animales biungulados domésticos y salvajes.

La aftosa se caracteriza por fiebre y formación de vesículas principalmente en la cavidad bucal, el hocico, los espacios interdigitales y rodetes coronarios de las pezuñas, agregó la web, que agrega que, aún con adecuados controles, los países no están protegidos contra la aparición de nuevos subtipos o tipos exóticos.

La fiebre aftosa provoca enormes consecuencias sociales y económicas con brotes que a menudo afectan durante años a los medios de subsistencia de los ganaderos y familias rurales en muchos países en vías de desarrollo, acotó la web de la FAO, que explicó, además, que la enfermedad no es solo cosa tercermundista, sino que afecta a países desarrollados como, por ejemplo, Inglaterra y Francia.

Imagen sujeta a licencia CC