>Blog de Salud y Belleza

La Mononucleosis infecciosa o "enfermedad del beso"

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Todos hemos oído hablar en alguna ocasión de la mononucleosis infecciosa, la tan famosa “enfermedad del beso”. Todos conocemos algún caso o, lo mismo, la hemos pasado, por lo que sabemos que suele ser bastante molesta, ya que suele exigir reposo de bastantes días (e incluso semanas). Sin embargo, hay que tener en cuenta que casi nunca presenta complicaciones.

PD*19953492

Por definición, la mononucleosis infecciosa es una enfermedad infecciosa originada por el virus de Epstein Barr, perteneciente a la familia del virus del herpes (en pocos casos puede ser causada por el Citomegalovirus o el Toxoplasma gondii), que se caracteriza por presentar signos y síntomas como fiebre, faringitis, dolores musculares, dolor de cabeza, pérdida de apetito, astenia,  inflamación de ganglios linfáticos, aumento del bazo y una fatiga bastante acusada. En algunos casos se presenta también color amarillento de la piel, ojos llorosos y palpitaciones.

La denominación de enfermedad del beso viene dada porque se transmite principalmente por el intercambio de saliva, por lo que suele afecta más a adolescentes. Pero hay que tener en cuenta que se puede transmitir también al beber de una misma botella o vaso, compartiendo comidas… A pesar de lo que se pueda pensar, su nivel de contagio es bastante bajo. Antes de manifestarse, hay un período de incubación, sin síntomas, que dura entre 1 y 2 semanas.

Infección-mononucleosis

Síntomas como la fiebre, las inflamaciones de ganglios y bazo suelen durar entre 10 y 15 días, pero la fatiga, dolor muscular y el malestar general, parecido al de la gripe, puede durar hasta 3 meses. Por lo que, aunque es una enfermedad benigna en casi todos los casos, hay que tener cuidado si sospechamos si alguien cercano la ha podido pasar, ya que el virus se elimina hasta 18 meses después de que se produjera la infección. No hay una prevención o vacuna eficaz contra esta infección vírica y hay que tener en cuenta también que una persona infectada puede no tener síntomas todavía, por lo que eleva las posibilidades de transmitirlo a otras personas.

El diagnóstico suele ser muy rápido. Normalmente basta con la simple exploración y descripción de los síntomas. En algunos casos puede requerir un análisis de sangre para comprobar la existencia del virus.

La mononucleosis infecciosa no tiene un tratamiento específico, por lo que el paciente deberá seguir las siguientes pautas:

  • Reposo en cama
  • Ingesta abundante de líquidos
  • Tomar ibuprofeno, aspirina o paracetamol para la fiebre
  • Si se comprueba que existe también amigdalitis por estreptococo (es muy frecuente), se debe tomar también un antibiótico
  • Si se presentará un dolor agudo en la parte superior izquierda del abdomen, se debería acudir a urgencias, ya que puede estar originado por una rotura del bazo. Esta situación exige de intervención quirúrgica para extirparlo

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados


  • avatar
    plasma cirujanos

    MUY BUEN ARTICULO ES SUMAMENTE INTERESANTE