>Blog de Salud y Belleza

La musicoterapia

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 




Seguramente todos hemos necesitado alguna vez en nuestra vida algún método o alguna técnica para curarnos de algún problema de salud. Hoy en día existen infinidad de procedimientos que nos ayudan a estar mejor. La musicoterapia es un ejemplo de ello, que seguramente, muchos de vosotros desconozcáis.

Desde tomar un medicamento, hasta hacer algún deporte o ejercicio físico,hay una infinidad de posibilidades que podemos desarrollar para curarnos de cualquier problema, o por lo menos, para ayudarnos a llevarlo mejor. Toda una gama de terapias que en algunos casos nos sorprenden, ya que no nos imaginamos que pueda ser efectiva. Este es el caso de la musicoterapia. Tampoco hace falta ser un lince para darse cuenta que la musicoterapia es música y terapia. Es decir, la musicoterapia es el uso de la música con fines terapeúticos. Sorprente, ¿verdad?. En medicina, nunca dejarán de sorprendernos.

Dentro de la musicoterapia puedes hacer música activa o música pasiva, en función de si la música la haces o la recibes. En el caso del vídeo que hemos visto, es música pasiva, en ese caso mediante vibraciones. Puedes convertirte en un musicoterapeuta, siempre y cuando tengas estudios relacionados o bien con la música o bien con la medicina y la ayuda a las personas. Estas profesiones son: psicólogo, pedagogo, médico, maestro, logopeda, enfermeros, fisioterapeutas, profesionales de la música, educadores sociales y terapeutas ocupacionales.

Cuando una canción nos gusta, nos ponemos alegres, la cantamos…en cambio cuando nos disgusta, nos ponemos tristes, de mal humor, decimos que esa canción no vale para nada…lo que trato de deciros es que la música tiene la propiedad de “jugar” con nuestro estado de ánimo. La musicoterapia contribuye a un equilibrio psicofísico de las personas. Se basa fundamentalmente en 3 características: la autoestima, la interacción positiva con otras personas y el uso del ritmo como fuente de energía y orden. Otro aspecto interesante es la propia voz, ya que según los expertos, emitiendo en una tonalidad adecuada, podemos proyectar la enfermedad y devolverla a su estado óptimo. Esto, como todo, hay quien se lo cree y quien no. Yo, hasta que no lo vea no me lo creo.

En general, la musicoterapia está diagnosticada para el insomnio, la depresión, la hipertensión, el dolor de cabeza, el dolor de estómago, la ansiedad…pero seguro que si es efectiva puede resultar útil para más enfermedades o problemas. El origen de la musicoterapia es muy lejano, ya que los chamanes o los médicos brujos ya la utilizaban hace muchos años. En EE.UU. se reconoce como profesión en torno a 1950. Siempre han existido ritos musicales en la historia, pensad, por ejemplo, en la danza de los pueblos africanos. En definitiva, se ha reconocido la musicoterapia por los fines que logra en cuanto a vertiente terapeútica.