>Blog de Salud y Belleza

Las migrañas tienen un origen genético y desencadenante ambiental

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La migraña afecta a un 12% de la población, con una mayor incidencia entre las mujeres. Un 58% de los migrañosos presenta serias dificultades para realizar sus actividades diarias y cumplir con sus responsabilidades, de hecho es una de las enfermedades más discapacitantes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de una enfermedad que tiene como principal síntoma el dolor de cabeza, aunque en ocasiones puede venir acompañado también de náuseas, vómitos e hipersensibilidad a la luz y ruidos. Se divide fundamentalmente en dos tipos: sin aura (la más habitual) y con aura.

No se conoce con exactitud porqué una persona padece migraña, pero siempre se ha pensado que tiene un origen genético, ya que es habitual que si alguien lo sufre, algunos de sus hijos también. Este origen genético de la dolencia se ha demostrado por primera vez por un nuevo estudio realizado por investigadores del Valle de Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y del departamento de Genética de la Universidad de Barcelona (UB).

Estas nuevas investigaciones han identificado por primera vez los cuatro genes que predisponen a sufrir la migraña sin aura, que es la más habitual. De este modo, el 70% de los casos de migraña tendrían un origen genético, aunque serían factores ambientales como el estrés los que desencadenarían la crisis y los que determinan la frecuencia.

La investigación ha identificado los genes MEF2D, TGFBR2, PHACTR1 y ASTN2, que son los que evidencia la predisposición hereditaria a sufrir la migraña sin aura.

Para realizar el estudio se han analizado más de 2.000 muestras de entre las 5.000 procedentes de pacientes con migraña y las 7.000 de individuos sanos. Así, se ha podido poner “nombre y apellido a estos genes” que predisponen a sufrir esta dolencia.

Este descubrimiento permitirá conocer más sobre la fisiopatología de la migraña, que unido a los estudios que se están realizando en neuroimagen y la investigación de los mecanismos moleculares, permitirá desarrollar nuevos fármacos mucho más eficaces. Actualmente, se efectúan otros tratamientos que permiten aliviar las molestias que causan las migrañas. Uno de los que ha demostrado mayor eficacia es el tratamiento con bótox en los pacientes que sufren migraña crónica al menos 15 días al mes. El bótox se inyecta en pequeñas dosis en las zonas más sensibles a las migrañas.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Destacados, General, Neurología