>Blog de Salud y Belleza

Lesiones comunes entre deportistas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 



Un anticipo a destiempo en un partido de fútbol, una mala posición del brazo al pegar un revés en tenis, un giro trabado en un encuentro de volley. El cuerpo de un deportista puede sufrir varios tipos de lesiones, y cada una necesita una atención diferente.

El desarrollo alcanzado en los últimos tiempos por casi todas las disciplinas deportivas practicadas en el mundo ha derivado en el lógico incremento de las exigencias físicas, tanto en los entrenamientos como en las competencias propiamente dichas.

Como consecuencia de este paulatino perfeccionamiento, signado a veces por la violencia, los deportistas están cada vez más expuestos a padecer traumatismos en el transcurso de un juego.

Algunos de ellos son inofensivos o de fácil recuperación, pero otros pueden revestir cierta gravedad y hasta poner en riesgo la continuidad de una carrera profesional.

Contracturas, calambres y contusiones

Entre las lesiones poco significativas que son comunes a toda actividad física deben señalarse las contractu-ras, los calambres y las contusiones. Las primeras de ellas se presentan cuando un músculo normal se fatiga, la fuerza y amplitud de las contracciones disminuye y la relajación completa entre los estímulos desaparece.
Los calambres también se manifiestan durante el ejercicio vigoroso o en el sueño y su principal síntoma es una contracción involuntaria, sostenida y dolorosa de los músculos. Las contusiones, en cambio, son lesiones producidas en los tejidos vivos por el choque violento entre dos jugadores o con un objeto.

Su primer síntoma es el dolor, seguido de amoratamiento e hinchazón de la zona afectada (chichón), y la mayor parte de las veees se resuelve con agua fría o hielo.

Los desgarros


Habituales en el fútbol, los desgarros pueden sobrevenir por la contracción violenta de un músculo, por acción de un traumatismo externo y por torcedura espiral del miembro. Los músculos más corrientemente afectados son los de la pantorrilla, los de la parte anterior del muslo, los de la región lumbar, el bíceps y el tendón de Aquiles, que producen al cortarse un dolor inicialmente agudo, similar al de un latigazo.

Por lo general, los desgarros son parciales y se tratan simplemente con reposo. En otros casos, el tratamiento inevitable es la reparación quirúrgica (sutura) del músculo afectado.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: General


  • avatar
    melisa loza

    te amo

  • avatar
    elizabeth

    cuales son las leciones que sufre un dportistas