>Blog de Salud y Belleza

Lunares, Cómo Cuidarlos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Lunares, Cómo Cuidarlos

Los lunares son, posiblemente, la formación más común en la piel de todas las personas. En mayor o en menor cantidad todos solemos tener alguno. Todos son diferentes, con diversos tamaños, formas e, incluso, colores. No se tiene una explicación científica de por qué se forman, pero la gran mayoría son inofensivos. Sin embargo, hay que cuidarlos y conocerlos bien para poder observar los pequeños cambios que puedan producirse en ellos, ya que pueden ser desarrollarse melanomas.

Aunque no hay que llegar a la alarma, se deben de tener una serie de cuidados o precauciones. Si tienes muchos lunares es recomendable que visites al dermatólogo una vez al año para que los revise. La exposición prolongada al sol no es muy recomendable si se tienen muchos lunares, ya que puede favorecer la creación de melanomas. Utiliza siempre una protección solar adecuada.

Si se produce cualquier cambio en un lunar hay que acudir rápidamente al dermatólogo para que pueda quitártelo quirúrgicamente. Para distinguir los lunares malignos de los benignos hay que fijarse precisamente en estos cambios. Los lunares asimétricos lunar pueden ser sospechosos, así como los bordes irregulares. Si tienes algún lunar así, vigílalo especialmente. Los lunares con colores diferentes en distintas zonas, rugosos, con volumen o de un diámetro mayor a los 4 milímetros, también deben ser observados. Por supuesto, si te pica, duele o sangra cualquiera de ellos, acude rápidamente a un especialista.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General