>Blog de Salud y Belleza

Nutrigenómica: una dieta en función de tu genoma

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Los avances en medicina continúan su imparable marcha, en busca de obtener un mejor estado de salud. No cabe duda de que la alimentación es clave. Por ello, desde este blog de salud te llevamos algunos de los avances que inundan cada día los laboratorios clínicos, como es el caso de la nutigenómica: una dieta en función de tu genoma.

menu

Como si de un cocinero particular se tratara, esta ciencia estudia el genoma de cada individuo para saber cuáles son los alimentos que mejor se adaptan a sus características. De este modo, se crea una dieta capaz de prevenir enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo II o incluso patologías cardiovasculares, basándose en el perfil genético del individuo.

Eso sí, no se trata de una dieta milagro, sino que la nutrigenómica sirve para prevenir, por lo que no se puede considerar una ciencia que cure ningún tipo de enfermedad.

Pero claro, tener que estudiar la genética de cada persona es una tarea inmensa, puesto que existen millones de variantes genéticas, y además, cada día ingerimos una cantidad enorme de sustancias alimenticias, por lo que la dificultad de la nutrigenómica es palpable.

Hay expertos que advierten sobre el hecho de que esta ciencia no es algo para perder peso, sino que sirve para combatir y para prevenir enfermedades, y quien sabe, quizás en un futuro pueda hacerse un verdadero menú a la carta en función del genoma de cada persona.

Con todo ello, la nutrigenómica debe estar indicada para aquellas personas que tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes tipo II, así como obesidad o problemas cardiovasculares.

No obstante, llevar unos hábitos de vida y alimenticios saludables te ayudará a tener un mejor estado de salud, y sólo si lo realmente lo necesitar, acudir a ciencias como la nutrigenómica, que estudia cómo influyen los nutrientes en interacción con los genes.



  • avatar
    Rubblog

    Un tema interesante! había oído algo pero no de esa manera, más bien en plan de alimentos que no sientan del todo bien según el grupo de sangre.
    En fin un tema que motiva a estudiarlo! 😉