>Blog de Salud y Belleza

Obsesivo compulsivo: síntomas y tratamientos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

El comportamiento obsesivo-compulsivo es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos no deseados incontrolables y, hábitos rituales repetitivos que se sienten obligados a realizar. Las personas con este trastorno reconocen que sus pensamientos son irracionales, pero se sienten incapaces de resistirse y liberarse de ellos.

obsesivo compulsivo sintomas y tratamiento

Este trastorno hace que el cerebro se quede bloqueado en un pensamiento o deseo, como comprobar la cocina veinte veces para asegurarse de que está realmente apagada o lavarse las manos una y otra vez, para asegurarse de que están bien limpias.

Síntomas del trastorno obsesivo compulsivo

La mayoría de las personas que padecen trastorno obsesivo-compulsivo tienen tanto obsesiones como compulsiones, pero algunas experimentan sólo una de ellas.

Síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo: Pensamientos obsesivos

– Pensamientos de sexo explícito e imágenes violentas.

– Miedo a la contaminación por gérmenes u otros contaminantes.

trastorno obsesivo compulsivo

– Temor de causarse daño a uno mismo o a otros.

– Miedo a perder o no tener cosas que pueda necesitar.

– Ideas excesivas sobre temas religiosas o morales.

– Supersticiones, con una excesiva atención a algo que puede dar buena o mala suerte.

– Gusto por un orden y simetría exagerado.

Síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo: Comportamientos compulsivos

– Exceso de  control de las cosas, como comprobar cerraduras, interruptores de la luz, grifos o electrodomésticos.

– Acumulación de basura o enseres inservibles.

– Comprobar que los seres queridos están a salvo.

– Rezar en exceso o participar en rituales por temor religioso.

– Repetir ciertas ciertas palabras, o realizar ciertas acciones sin sentido para reducir la ansiedad.

– Pasar un excesivo tiempo de limpieza o de excesiva ordenación.

Tratamientos del trastorno obsesivo compulsivo

Obsesivo compulsivo: síntomas y tratamientos

La terapia cognitivo-conductual es a menudo el tratamiento más efectivo para tratar el trastorno obsesivo-compulsivo, pudiendo ser usados antidepresivos en combinación con la terapia, pero rara vez es eficaz en el alivio de los síntomas de este trastorno.

1) Terapia cognitivo-conductual 

La terapia cognitivo-conductual para el trastorno obsesivo-compulsivo tiene dos componentes:

La exposición y prevención de respuesta implica la exposición repetida a la fuente que provoca la obsesión; por ejemplo, si la persona se lava las manos compulsiva y repetidamente, es posible que se pida tocar el manillar de la puerta y luego se impida lavar las manos. Como la persona se siente con la ansiedad, la necesidad de lavarse las manos poco a poco  desaparecerá por sí sola.

La terapia cognitiva, que se centra en los pensamientos catastróficos y en el exagerado sentido de la responsabilidad que se siente.

2) Autoayuda para el trastorno obsesivo-compulsivo

Es importante:

-Centrar tu atención y cuando estés experimentando pensamientos obsesivo-compulsivos, trates de cambiar tu atención hacia otra cosa y realizar al menos durante 15 minutos algo que te gusten para retrasar el impulso, tratando de retrasarlo cada día más..

-Escribir tus pensamientos y preocupaciones obsesivas, tantas veces como sea necesario, aunque repitas la frase una y otra vez, porque así irán perdiendo su poder.

Obsesivo compulsivo: síntomas y tratamientos

-Adelantarse a tus impulsos. Puedes anticiparte a tus impulsos compulsivos antes de que surjan para poder aliviarlos, poniendo especial atención la primera vez y creando imágenes mentales sólidas. Haz una nota mental, repitiéndolo a ti mismo.

-Crear un período de preocupación de las obsesiones, desarrollando el hábito de la reprogramación. Elige uno o dos períodos de preocupación unos 10 minutos cada día, una hora y un lugar  y céntrate sólo en los pensamientos o impulsos negativos, y no trates corregirlos, y vuelve a tus actividades normales.

Cuando abordan los pensamientos, es bueno escribirlos y  seguir con su día a día y revisa tu  lista de preocupaciones  durante el período que le corresponde y reflexiona  sobre los pensamientos  que has anotado, pero sólo debes de preocuparte el tiempo que ha asignado para el período de preocupación.

-Grabar en una cinta o pc tus obsesiones. Céntrate en una preocupación u obsesión específica y guárdalo en una grabadora, o en tu pc y cuenta la frase tal como te viene a la mente. Después reproduce la cinta una y otra vez durante 45 o 50 minutos cada día, hasta que no te sientas tan angustiado. Esto lo debes de realizar con cada obsesión.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Featured, Tratamientos