>Blog de Salud y Belleza

Perjuicios de los Zapatos de Tacón

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Perjuicio de los Tacones

Muchas veces es difícil que las mujeres nos resistamos a vestir unos zapatos de tacón alto, sobre todo cuando celebramos ocasiones especiales, cenas importantes o hemos de acudir a fiestas. Pero hemos de tener en cuenta que existen una serie de perjuicios que los tacones incorporan a nuestras vidas. Utilizar un zapato con un tacón demasiado alto puede provocar ciertas dolencias que hoy os vamos a pasar a relatar. Además, os vamos a proponer algunos consejos que os ayudarán a elegir el zapato más adecuado para una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo: los pies.

Lo primero que hemos de saber es que el uso de tacones elevados hacen que nosotras padezcamos cuatro veces más problemas en los pies que en los hombres. Estas dolencias están más relacionadas con el tipo de calzado que utilizamos que con la constitución con la que contamos o con la forma que tengamos de caminar. Muchas veces, pensamos que nos duelen los pies porque no andamos de la forma correcta, pero en realidad ese dolor viene provocado por el calzado que llevamos en ese momento.

Además, como decíamos antes el uso de zapatos de tacón alto puede traernos una serie de perjuicios que no sufríamos antes. Por ejemplo, el uso de este tipo de calzado nos lleva a sufrir dolores en las articulaciones y en las cervicales, puede desviarse nuestra columna vertebral y las rodillas pueden comenzar a dolernos como nunca. Todo ello, por que padecemos un desequilibrio del cuerpo del que no somos conscientes, lo que lleva a que se descompensen todos los puntos de apoyo naturales, se tensan los músculos y presionamos las articulaciones de manera antinatural.

Al mismo tiempo, en un futuro podríamos sufrir artrosis, esguinces, acortamiento del talón de Aquiles y pueden empezar a emerger los denominados juanetes, que como sabéis son malformaciones de los pies.

Así que elegir el zapato adecuado es algo primordial si queremos evitar todos estos problemas en un futuro próximo. Existen algunos consejos que nos permiten elegir el zapato más propicio que nos ayudan a reducir los perjuicios de los tacones. Cualquier especialista os aconsejaría las siguientes pautas, así que tomad nota y no sufráis en vano:

  • Lo primero que hemos de hacer es elegir el zapato que mejor se adapte a nuestra anatomía
  • Adquirir el número correcto de calzado. Para ello, es aconsejable que os probéis los zapatos a última hora del día ya que es en este momento cuando los pies están más inchados. Os preguntaréis por qué, pues bien si os probáis los zapatos cuando están menos inchados puede ocurrir que, cuando no estén en este estado, no os sirvan e, incluso, pueden haceros las típicas rozaduras además de emerger el angustioso dolor de pies
  • Habemos de elegir siempre el zapato más adecuado para la actividad para la cuál queramos emplearlos
  • Comprar, en la medida de lo posible, zapatos de piel porque tienen una mayor flexibilidad y transpiran mucho mejor
  • Es importante que las suelas tengan un grosor y acolchamiento adecuado que nos permitan evitar las irregularidades del suelo
  • Si usáis zapatos de tacón alto, vestidlos siempre para ocasiones especiales y no estéis demasiado tiempo de pie porque esa zona se resentiría demasiado. El tacón más conformable es aquél que cuenta con entre 2 ó 3,5 centímetros de altura
  • Si usáis zapatos de punta o muy estrechos, las dolencias se multiplicarán porque se presionan los nervios y los huesos del pie

Los últimos consejos que os vamos a ofrecer están relacionados con el cuidado de los pies, es decir, lo mejor es que uséis zapatos cerrados porque la protección es mayor, emplead calcetines y medias adecuados para cada zapato, y utilizad protecciones para las zonas más sensibles de los pies, zonas como la planta que es la que soporta prácticamente todo el peso de nuestro cuerpo.

Fuente: Salud Vital

Por:
Etiquetas:
Categorías: General