>Blog de Salud y Belleza

Precauciones para evitar las infecciones vaginales

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Las infecciones vaginales o vaginitis son inflamaciones de la vagina que crean una descarga, mal olor, irritación o picazón, y molestias en general, pero existen maneras de evitar las infecciones vaginales, como son las siguientes:

-La forma más común de prevenir una infección vaginal es practicar una buena higiene, como mantener una limpieza adecuada después de orinar o defecar desde adelante hacia atrás y ayudará a evitar la transferencia de levaduras y otras bacterias del recto a la vagina.

-Se deben de evitar las duchas vaginales, ya que pueden  causar infecciones de hongos y evitar o limitar el número de productos de higiene íntima que utilizan, ya que  irritan la vagina y facilitan las infecciones, como los aerosoles, papel higiénico perfumado, protectores diarios y tampones.

-Un ambiente húmedo estimula el crecimiento de levaduras y otros hongos, por lo que las mujeres también deben secar completamente el área vaginal después de ducharse o nadar.

-La ropa holgada desalienta el crecimiento de levaduras y otros agentes fúngicos,  y usar ropa interior de algodón ayudará a la zona vaginal a respirar y permanecer libre de humedad.  La opción de no usar ropa interior durante la noche al dormir también es una buena manera de prevenir las infecciones vaginales.

-La disminución de azúcar reduce el crecimiento de la levadura en el cuerpo, y tomar yogur y otros productos probióticos que contienen cultivos vivos de acidophilis lactobacilius, ayuda a mantener niveles saludables de levadura.


-No toda la irritación vaginal es causada por una infección, ya que las mujeres que han pasado la menopausia,  a menudo pueden estar afectadas por una enfermedad llamada vaginitis atrófica; este trastorno se produce a partir de la falta de estimulación hormonal de los tejidos genitales. -Debido a que la vulva y la vagina se ven privados de estas hormonas, se vuelven más secos y se irritan con facilidad durante la actividad sexual. El problema se puede remediar fácilmente,  mediante el uso de un gel lubricante o con una terapia de reemplazo hormonal.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Ginecología