>Blog de Salud y Belleza

Prevenir las hemorroides es mejor que curarlas: todo empieza con una alimentación sana

Autor: 1
Comparte este artículo
6 septiembre, 2016

Todo aquello que se introduce en el cuerpo a través la alimentación tiene un efecto directo sobre la salud del organismo, a corto y, sobre todo, a largo plazo. El célebre médico griego Hipócrates ya había comprendido y teorizado hace más de dos mil años, acuñando la célebre expresión «Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina ».

Prevenir las hemorroides es mejor que curarlas: todo empieza con una alimentación sana

Por desgracia, los estilos de vida modernos no favorecen una alimentación correcta: entre compromisos de trabajo y familiares, encontrar el tiempo (y la voluntad) de cocinar platos sanos no es siempre fácil, y eso sin tener en cuenta que muchas personas se ven obligadas a comer con frecuencia fuera de casa. Y así, de forma casi inevitable, se cae en la trampa de los alimentos procesados ricos en grasas y azúcares, pero con escasez de vitaminas y fibra, llegando a dejar de lado o incluso no consumiendo fruta y verdura fresca, algo tan importante para el bienestar y la prevención de enfermedades.

No es sorprendente que el estreñimiento sea una verdadera plaga para las personas que viven en países industrializados y, en particular, para las mujeres que son por naturaleza más propensas a padecer este tipo de problemas; por no hablar de las hemorroides, que a menudo con la evolución natural e inevitable del estreñimiento crónico.

 todo empieza con una alimentación sana

El escenario es sin duda preocupante, pero la buena noticia es que el estreñimiento puede ser contrarrestado de forma eficaz con lo que la naturaleza nos proporciona: alimentos integrales ricos en fibra, verdura y fruta de estación, yogurt y probióticos que ayudan a reactivar el movimiento intestinal; todo ello sin olvidar el consumo mínimo de al menos un par de litros de agua al día y la práctica de actividad física, incluso si es moderada (por ejemplo, caminar a paso ligero, andar en bicicleta), siempre constante. Mediante esta estrategia no solo se obtendrá una mejora del tránsito intestinal y una regresión del fenómeno del estreñimiento, sino también una disminución progresiva de los problemas hemorroidales.

Si con el tiempo se ha superado el estreñimiento, pero los trastornos hemorroidales se mantuviesen, es bueno consultar con un médico, ya que la situación podría haberse agravado y requerir de atención especial de tipo quirúrgico.

Prevenir las hemorroides es mejor que curarlas: todo empieza con una alimentación sana

Entre los métodos más a la vanguardia en este campo se incluyen el THD Doppler, un tratamiento quirúrgico poco invasivo, conservador (sin ningún tejido extirpado) que favorece una rápida recuperación y una vuelta rápida a las actividades cotidianas normales.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Tratamientos
  • avatar
    Luis Guzman

    Excelente articulo…muy util y educativo. Hay que seguir al pie de la letra las recomendaciones para tartar este inconveniente…