>Blog de Salud y Belleza

La primavera la sangre altera: cambios en nuestro organismo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La llegada de la primavera siempre altera nuestro organismo,  es época de cambios, en países como el nuestro todo cambia alrededor de nuestro cuerpo alterando nuestros ciclos o biorritmos.

almendro-stock

Es tiempo de cambios, no sabemos qué ponernos, si llevar más ropa por si acaso, el paraguas o la manga corta. En algunas ocasiones puede hacer tanto calor como en pleno verano y nuestro cuerpo se resiente. Cambia la luz, el horario, los tiempos, la humedad y presión atmosférica, el cuerpo nos pide otro tipo de comida, más líquidos y a veces incluso algún complemento que nos refuerce nuestra alimentación.
El estrés prolongado, falta de descanso y ejercicio sano, las alergias,así como una alimentación descuidada pueden provocar que tu organismo se resienta y las defensas bajen y seamos más vulnerables a contagios y enfermedades.
Nuestro cuerpo es un reloj, y todo lo hace o responde inteligentemente, estas pequeñas cosas nos pueden parecer una nimiedad, pero son sumamente importantes. Una dieta equilibrada, dormir lo suficiente, hacer ejercicio, consumir mucho agua, son cosas que oímos continuamente, pero ¿Realmente hacemos caso?
Incluso en algunos casos se recomienda por parte del médico o el farmacéutico, un complemento alimenticio, como por ejemplo complejos vitamínicos, o ginseng, ácidos grasos polisaturados, Omega 3 o 6 y la coezima Q 10. En muchas ocasiones puede ser necesario un aporte vitamínico especial como prevención de enfermedades o infecciones, para prevenir estados carenciales. Se aumenta la actividad física y se disminuye la ingestión de calorías después de un proceso infeccioso típicos en esta época. Los síntomas se aprecian de inmediato, cansacio, agotamiento y falta de defensas.
Siempre hay que consultar con el doctor o el farmacéutico, estos complementos nunca sustituye a una dieta equilibrada.
El descanso es un aliado para estos cambios, es recomendable hacer un alto en el trabajo, relajarse y separarse del punto para dejar la mente algo libre, pasear, ver la naturaleza, el mar o el paiseaje de un parque. Sobre todo nunca comer en exceso, es preferible como de todo pero en pequeñas cantidades, si se siente hambre, se puede comer una manzana, o medio sandwich, no es cuestión de estar siempre a dieta, pero si es bueno hacer trabajar al estómago a menudo pero con cantidades pequeñas. Recuerda mucho agua, 1,5 litros al día, por lo menos, lo ideal es ir andando al puesto de trabajo de estudios, y caminar después de comer 15 minutos, aunque sea lentamente. Con esta rutina dejaremos lejos el estréss y los posibles fallos de nuestro organismo.
La primavera ya sabes la sangre altera, y es bien sencillo cuidarnos en la época más espléndida y brillante del año. Cuidate!

Imagen Webs Direct

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Alergias, Dietética, General, Medicina natural