>Blog de Salud y Belleza

¿Qué es el Dolor Abdominal Recurrente?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Descrito por primera vez por Apley en el año 1958, se describe el dolor abdominal recurrente (DAR) como la presencia de tres o más episodios de dolor abdominal de una intensidad bastante considerable, llegando a limitar la actividad del niño durante un período de, al menos, tres meses. A pesar de que no suele ser tan conocida como otros síndromes, se estima que afecta a entre un 10% y un 18% de los niños en edad escolar y tiene mayor incidencia en las chicas. El rango de edad que más se ve afectado es el de 11 a 15 años.

Dolor-abdominal-recurrente

A diferencia de otros problemas abdominales, la causa no es de origen anatómico, inflamatorio, infeccioso o metabólico, sino que se trata de un dolor funcional. Además, en los niños que sufren DAR, la presencia de ansiedad por el dolor suele incrementar los síntomas y los ataques de dolor, por lo que es importarte llevar al niño al médico ante la presencia de cualquier tipo de molestia en la zona abdominal.

Es junto con el síndrome de colon irritable, la migraña abdominal y la dispepsia funcional, los cuatro principales formas en que se presenta el dolor funciona en el niño.

El médico pediatra suele diagnosticar el DAR con un simple examen físico. Sólo puede requerir realizar una prueba complementaria como un análisis de orina si el dolor se sitúa en la zona lateral del abdomen, y así descartar otras posibles patologías.

El principal síntoma es dolor abdominal en la zona del ombligo y suele desencadenarse cuando el niño sufre algún tipo de suceso en el colegio que le genera bastante estrés. Del mismo modo, es importante detectar la presencia de otros posibles síntomas que indiquen que se trata de otro problema más grave o de tipo orgánico. Ante cualquiera de los siguientes síntomas hay que consultar al médico para que descarte cualquier otro problema:

– Sangrado gastrointestinal.
– Vómitos.
– Diarrea crónica severa.
– Dolor en el cuadrante derecho.
– Fiebre de origen no determinado.
– Pérdida de peso.
– Dolor a la palpación.
– Dolor en la zona costo-vertebral
– Dolor sobre la espina

Una vez descartado que el origen sea orgánico, el médico o psiquiatra infantil dar una serie de pautas para ayudar al niño a relajarse y enseñar a los padres a conseguir un entorno favorable a su hijo, intentando eliminar todos los factores de riesgo que le provocan estrés o tensión. De este modo, se podrá controlar un problema que es una de las principales causas de absentismo escolar.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados, General