>Blog de Salud y Belleza

¿Qué es la artritis reumatoide?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La artritis reumatoide es una enfermedad sistémica autoinmune que se caracteriza por la inflamación crónica sobre todo de las articulaciones, y que produce una destrucción progresiva, lo que conlleva distintos grados de deformidad e incapacidad funcional.

Este problema afecta cada vez a más personas, de ahí que sea importante hablar de esta enfermedad para conocerla mejor y saber diferenciarla de otras dolencias. A diferencia de otros dolores que son producidos por estrés, tensión, malas posiciones, por caídas o incluso por un catarro o gripe, el dolor producido por la inflamación se prolonga, es decir, no es algo temporal, de ahí que sea muy molesto para la persona que lo sufre.

En esta enfermedad no sólo se inflaman las articulaciones produciéndose dolor, que puede llegar a ser muy severo, sino que provoca también deformidad y dificultad para el movimiento, así como dificultad para realizar las tareas más cotidianas. Además, puede afectar a otras partes de nuestro organismo. De ahí que sea importante un correcto diagnostico para que se pueda elaborar un plan de tratamiento adecuado que permite reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida de la persona que sufre artritis reumatoide.

Aunque afecta sobre todo a personas mayores, se puede presentar también a cualquier edad, incluyendo personas jóvenes y sanas. Hace unos años era difícil su diagnóstico. Actualmente se ha avanzado mucho en su conocimiento, lo que permite que el diagnóstico sea mucho más rápido.

Para establecer su diagnóstico se tiene en cuenta si se presentan cuatro de los siguientes criterios:

– Rigidez matutina que dura al menos una hora.
– Artritis que se presenta en 3 o más articulaciones.
– Artritis simétrica.
– Artritis de las articulaciones de las manos.
– Cambios radiológicos compatibles con artritis reumatoide.
– Nódulos reumatóideos.
– Factor reumatoide positivo.

En cualquier caso, siempre que se presente algún síntoma nuevo, lo que debemos hacer es acudir a nuestro médico para que nos pueda descartar cualquier problema o bien, nos haga un diagnóstico precoz, algo siempre fundamental.

Es una enfermedad de etiología desconocida y que no tiene cura, por lo que hay que asumirla como es, incluyendo sus famosos brotes y su progresión, que afecta, en mayor o menor medida, a la calidad de vida de los pacientes de esta enfermedad.

Además del tratamiento farmacológico, hay una serie de consejos que todo paciente de AR debe tener en cuenta: es recomendable hacer ejercicio de forma diaria y mantenerse activo para mejorar la fuerza y fortalecer las articulaciones. Siguiendo el tratamiento adecuado y estas pautas se va a mejorar bastante la calidad del vida, siempre teniendo en cuenta las limitaciones.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados, Especiales