>Blog de Salud y Belleza

¿Qué es la fascitis plantar?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 
Foot massage
La fascitis plantar es una inflamación aguda de la fascia plantar, que es el tejido que está en la planta del pie y que conecta el calcáneo a los dedos y que origina el arco. El principal síntoma es el dolor plantar que se presenta en el talón y/o en la zona media de la planta del pie.
Esta dolencia en la mayoría de ocasiones no está provocada por un traumatismo, sino por el desgaste continuo. Además, este dolor es más intenso por las mañanas por la rigidez, al caminar y con la práctica de ejercicios o movimientos que incrementen la carga sobre la zona. El dolor puede ser agudo, sordo e incluso presentar ardor en la zona central de la planta del pie.
Hasta hace poco se pensaba que la fascitis plantar era provocada por un espolón en el talón, pero las últimas investigaciones han demostrado que no hay relación directa, ya que se se presentan espolones en personas con y sin fascitis plantar.

Las principales causas o factores que pueden provocar la fascitis plantar son:
  • Personas con pie plano.
  • Arco plantar alto.
  • Obesidad o aumento repentino de peso.
  • Correr largas distancias.
  • Calzado inapropiado, ya sea por contar con suelas blandas o por presentar un arco deficiente.
  • Tensión en el tendón de Aquiles.

La fascitis plantar es una afección que afecta sobre todo a hombres de entre 40 y 70 años, siendo una de las dolencias ortopédicas del pie más comunes.

Como ya hemos señalado, el principal síntoma de la fascitis plantar es el dolor, que puede a llegar a ser muy intenso y que se incrementa por la mañana al dar los primeros pasos, al subir escaleras, al realizar un ejercicio intenso y después de pararse o sentarse por un rato. Este dolor puede aparecer de forma progresiva o repentina.

Para realizar el diagnóstico, en la mayoría de ocasiones basta con un examen físico por parte del médico. Una radiografía permite descargar otras patologías.

Aunque el tratamiento médico suele ser efectivo, la curación total puede durar desde algunos meses hasta varios años. Por lo general, el médico recomendará tomar paracetamol o ibuprofeno para el dolor y bajar la inflamación, ejercicios de estiramiento del talón, descansar todo lo que se pueda y utilizar buen calzado.

Además, para mitigar el dolor es recomendable aplicar hielo en la zona dolorida. También se puede optar por utilizar plantillas en los zapatos y férulas durante la noche para estirar la fascia plantar. En algunos casos el dolor puede ser bastante persistente, lo que puede provocar que el médico opte por inyecciones de esteroides e incluso por la cirugía.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados, General