>Blog de Salud y Belleza

Qué es SQM

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La tendencia en todos los aspectos de la vida es a acortar las palabras y si es posible, siglarlas, para hacerlas más cortas y fáciles de manejar. En la mayoría de los casos, las escuchamos y no sabemos muy bien a qué se refieren. En esta ocasión, desde nuestro blog de salud nos preguntamos qué es SQM, uno de los trastornos que puede llegar a dejar a la persona que lo padece en una situación invalidante.

Estamos ante un síndrome que en la actualidad, no está reconocido como enfermedad en España. SQM son las siglas de Sensibilidad Química Múltiple; esto quiere decir que es un trastorno con el cual el paciente tiene síntomas continuos y recurrentes, que afectan a varios órganos del cuerpo y que está provocado por la exposición a distintas sustancias químicas (de ahí su nombre).

Estamos ante una enfermedad crónica. La SQM tiene una primera fase de inducción por exposición repetida a diversos agentes químicos y posteriormente se da una fase de ampliación de la sensibilidad a dichas sustancias químicas. Las sustancias más habituales son: disolventes orgánicos, formol, ácido nítrico, destilados del petróleo, xileno, benceno, cloruro de metileno, ácido clorhídrico, y en general, disolventes, plagicidas, polvo, metales, humos, perfumes, papel, muebles, etc.

La continua exposición a sustancias químicas a las que nos vemos expuestos en la actualidad, puede ser un problema para nuestra salud. Las personas que no están afectadas por SQM, pueden detectar la sustancia por el olor, pero no les producen ningún trastorno. El problema viene para aquellas personas afectadas por SQM, que tienen esa sensibilización ante las sustancias químicas que le producen trastornos como la astenia, fatiga crónica (SFC), mialgias o simplemente fatiga.

La SQM afecta a neuronas, músculos o huesos. Digamos que los síntomas son similares a los de una gripe, pero que se alarga mucho. Uno los aspectos comunes es la intolerancia a las bebidas alcohólicas.

Hoy en día no hay un remedio que cure la SQM, por lo que el tratamiento va encaminado a evitar el contacto con las sustancias químicas que desencadenan y producen los síntomas, para mejorar la calidad de vida del paciente. Por lo que podemos decir de ella que es una enfermedad misteriosa y curiosa, al no conocerse cómo curarla.