>Blog de Salud y Belleza

Seguridad alimentaria: envases de plástico

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Los clásicos tupper, en los que nos llevamos la comida o la guardamos en el frigorífico de casa, han contado con la duda de si eran buenos conservadores de los alimentos. El problema siempre va a estar ahí y la solución pasa por utilizarlos de manera correcta para salvaguardar la seguridad alimentaria: ¿son buenos los envases de plástico?

tupperware

Posiblemente, esta pregunta tendríamos que lanzársela a un verdadero experto en la materia, aunque ya os anticipo que no hay un consenso absoluto en cuanto a seguridad alimentaria se refiere, ya que la alternativa, el vidrio, tampoco cuenta con todo el apoyo suficiente.

Por tanto, ante la necesidad de conservar los alimentos nos vemos en la necesidad de utilizar envases de vidrio y de plástico. Éstos últimos utilizan una serie de aditivos y compuestos químicos que al contacto con los alimentos se liberan y, al ingerirlos, pueden ocasionar problemas en el organismo de las personas.

Teniendo en cuenta los posibles problemas que el plástico pudiera ocasionar, una de las principales medidas que se debe adoptar es no reutilizar los envases de plástico, puesto que se ha demostrado que un uso reiterado de los mismos favorece su descomposición y, a la larga, la liberación de componentes afecta en mayor medida a nuestra salud. Así, las consecuencias pasan por una serie de trastornos que están relacionados con los andrógenos, los estrógenos o las hormonas tiroideas.

Es decir, no es que los envases de plástico sean malos, sino que hay que saber usarlos. Por ejemplo, si se calientan en exceso en el microondas, se favorece la liberación de componentes, o si se usan demasiadas veces, también se fomenta que se desprendan sustancias nocivas y se adhieran a la comida. Estos dos aspectos son clave para conservar alimentos en envases de plástico, que no es que sean malos, sino que hay que saber utilizarlos. Del vidrio hablamos otro día.