>Blog de Salud y Belleza

Siete claves para prevenir los problemas cardiovasculares y el cáncer

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

En CosasdeSalud siempre os estamos insistiendo en lo importante que es llevar una vida saludable para sentirnos mejor y evitar la aparición de enfermedades. Los consejos son siempre llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico. De este modo, nos sentiremos llenos de energía, evitaremos problemas de sobrepeso, controlaremos los niveles de colesterol y azucar y combatiremos el estrés. Asimismo, es muy importante evitar el consumo de alcohol y tabaco, descansar siempre las horas necesarias y mantenernos activos física y mentalmente.

vida-sana

Todas estas pautas nos permitirán vivir una vida larga y feliz. Numerosos estudios demuestran los innumerables beneficios de llevar una vida sana. El último de ellos ha sido publicado en la revista “Circulation: Journal of the American Heart Association” y revela que siguiendo una serie de pautas evitaremos no sólo la aparición de problemas cardiovasculares, sino que también mantendremos alejados el cáncer.

Así, siete serían las claves: Llevar una dieta sana y equilibrada, obtener un peso adecuado, realizar ejercicio, vigilar los niveles de colesterol y de azúcar, no fumar y mantener la presión arterial baja.

consejos-vida-sana

Según la doctora Laura Rasmussen-Torvik, si cumplimos estas recomendaciones, reduciríamos el riesgo de padecer cáncer en hasta un 51%. Aún si no seguimos a rajatabla estas indicaciones, los beneficios son bastantes notables. De modo, que siguiendo cuatro de los siete puntos, el porcentaje de presentar tumores se reduce en un tercio, y si tenemos en cuenta únicamente dos, las probabilidades disminuyen también en un 21%.

El estudio realizado por la Universidad de Northwestern se centraba en detectar la incidencia de problemas cardiovasculares entre la población americana, con el objetivo de fijar una serie de recomendaciones para prevenirlos. Sin embargo, después de 20 años, los investigadores comprobaron que las personas que llevaron una vida sana, no sólo presentaron muchos menos problemas cardiovasculares, sino que también la incidencia del cáncer fue mucho menor. Además, cuantas más pautas se siguieron, el beneficio fue mayor, lo que demuestra la importancia de llevar una vida saludable.