>Blog de Salud y Belleza

Síntomas de la úlcera de duodeno

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La úlcera péptica es una herida o erosión que afecta a la mucosa que recubre el estómago o el duodeno, que es es la parte superior del intestino delgado que conecta el estómago con el yeyuno. Cuando la úlcera se presenta en el duodeno recibe el nombre de duodenal. Las úlceras pépticas son uno de los problemas gastrointestinales más comunes, ya que afecta a una de cada diez personas a lo largo de su vida.  La incidencia de la enfermedad es mucho mayor en los hombres que en mujeres.

El origen de las úlceras se debe a un desequilibrio entre los factores que resultan agresivos para la mucosa gastroduodenal y los defensivos. Dicho desequilibrio es el que provoca la aparición de la inflamación. Las dos principales causas que originan la aparición de una úlcera duodenal son la infección por la bacteria Helicobacter pylori y los tratamientos con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como pueden ser el ibuprofeno y la aspirina.

Además, hay que tener en cuenta una serie de factores agravantes que pueden empeorar la inflamación como son el estrés, el consumo de tabaco y alcohol, alimentos muy condimentados y algunos tratamientos como la radioterapia.

La importancia del duodeno viene dada porque se encarga de la degradación de los alimentos y absorción de los nutrientes. Una vez que los alimentos se han combinado con el ácido gástrico, descienden hasta el duodeno, en donde se mezclan con la bilis y los jugos digestivos. En el duodeno comienza la absorción de vitaminas, minerales y el resto de nutrientes, de ahí la importancia de su cuidado y de prestarle la debida atención.

Al igual que el resto de nuestro cuerpo, es susceptible de sufrir y padecer distintas enfermedades, por lo que es importante conocer los síntomas que nos pueden hacer sospechar que sufrimos de una úlcera duodenal. En algunos casos la úlcera duodenal se manifiesta de manera asintomática. Hay que consultar al médico si se presenta algo uno o varios de los siguientes síntomas:

– El síntoma más característico es el dolor abdominal, que se suele ser agudo, del tipo ardor o quemazón. Suele surgir a las pocas horas de haber ingerido comida y se alivia comiendo o con el consumo de antiácidos. Empeora en el ayuno y en la madrugada mientras se duerme. El dolor se puede intercalar con épocas en las que no se manifiesta.

– Náuseas y vómitos.

– Pirosis o sensación de quemazón en el esófago.

– Acidez.

– Pérdida de peso.

– Distensión abdominal y cambios en el hábito intestinal.

– Palidez cutánea.

– En algunos casos la úlcera puede perforar la pared del duodeno y penetrar en órganos cercanos como el páncreas, hígado, colon, epiplón y vía biliar. En estos casos, se presenta un dolor abdominal de gran intensidad, súbito y que viene seguido de peritonitis, hipotensión y shock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados, Especiales, General