>Blog de Salud y Belleza

Síntomas y Tratamiento de Fiebres Hemorrágicas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Las fiebres hemorrágicas virales hacen referencia a un grupo de enfermedades que son causadas por varias familias distintas de virus. En general, el término  fiebre hemorrágica viral,  se utiliza para describir un síndrome multisistémico grave, en el que múltiples sistemas de órganos en el cuerpo se ve afectados.

El sistema vascular global está dañado, y la capacidad del cuerpo para regular está alterado. Estos síntomas suelen ir acompañados de hemorragia, sin embargo, el sangrado en sí rara vez es potencialmente mortal, aunque algunos tipos de virus hemorrágicos  pueden causar enfermedades relativamente leves, muchos de estos virus causan enfermedades graves y potencialmente la muerte.

Los signos y síntomas específicos varían según el tipo de virus,  pero inicialmente incluyen fiebre  marcada, fatiga , mareos , dolores musculares, pérdida de fuerza y agotamiento. Los pacientes con casos severos muestran signos de sangrado debajo de la piel, en órganos internos, o de los orificios del cuerpo como la boca, los ojos o los oídos.

Sin embargo, aunque pueden sangrar por muchos lugares en todo el cuerpo, los pacientes raramente mueren a causa de la pérdida de sangre; casos de pacientes gravemente enfermos también pueden presentar golpes , mal funcionamiento del sistema nervioso, coma , delirio y convulsiones. Algunos tipos de virus se asocian con insuficiencia renal.

Si bien no existe un tratamiento específico para la mayoría de las fiebres hemorrágicas virales, la droga antiviral ribavirina, puede ayudar a acortar el curso de la infección y prevenir complicaciones en algunos casos.

La terapia de cuidado de apoyo es esencial; para prevenir la deshidratación, se pueden requerir líquidos para ayudar a mantener el equilibrio de electrolitos – minerales,  que son esenciales para la función nerviosa y muscular.

Algunas personas pueden beneficiarse de diálisis renal, una forma artificial de limpieza de los desechos de la sangre,  cuando los riñones dejan de funcionar.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Tratamientos