>Blog de Salud y Belleza

Síntomas y tratamiento de la hepatitis B

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La hepatitis es la inflamación del hígado provocada generalmente por la infección de un virus, y en contadas  ocasiones por intoxicación. El síntoma principal es la ictericia, la cual produce en  la piel,   una coloración  amarillenta.

Sintomas y tratamiento de la hepatitis B

Al inflamarse el hígado se bloquea el paso de la bilis y la unción del hígado queda alterada.; los agentes causantes son gérmenes, dando lugar a la hepatitis de tres tipos: A, B y C.

Los síntomas habituales de la hepatitis B, son comunes a los tres tipos, el individuo se siente como si tuviera gripe y habitualmente siente cansancio, diarrea, vómitos , fiebre, pérdida del apetito y dolor de estómago y sólo en algunas personas  se presenta oscurecimiento de la orina, heces claras y color amarillento de la piel.

Según la forma en la que se contrae la hepatitis, se habla de:

Hepatitis epidémica, cuando se contrae de forma directa, como la  ingestión de un alimento en malas condiciones: leche o mariscos por ejemplo.

Hepatitis de inoculación, cuando se contrae durante un acto terapéutico que lleve consigo inyección de sangre u otros productos que la contengan, o por utilización de material contaminado, como agujas o  jeringas.

Para comprobar si alguien padece o no hepatitis, el médico puede realizar dos tipos de pruebas:una mediante análisis de sangre o hematológico y la otra,  mediante biopsia, con la cual se extrae un trocito de órgano  para analizar los tejidos al microscopio y ver si están o no dañados.

Las posibilidades de tratamiento son dos:  la primera se trata administrando un medicamento, por ejemplo  mediante infecciones,  el paciente debe de tratarse un tiempo de unos cuatro meses aproximadamente y la otra,  está destinada para casos más específicos en el  que el hígado esté  dañado y sin funcionar, por lo que requiere un tratamiento más complejo, requiriendo una cirugía de trasplante de hígado.

Imagen de: huaral