>Blog de Salud y Belleza

Síntomas y Tratamientos para la Hiperhidrosis

Autor: 1
Comparte este artículo
 

¿Sufres de sudoración en exceso cada día y no sabes cómo frenar esa cantidad de líquido que se desprende por diferentes partes de tu cuerpo?

Un pequeño porcentaje de la población padece lo que se conoce como hiperhidrosis, una enfermedad mediante la cual la persona suda en extremo , ya sea de un modo natural u orgánico o ante situaciones de estrés emocional , ¿quieres saber más detalles sobre esta enfermedad y cómo combatirla por medio de antitranspirantes como Perspirex u otros muchos tratamientos?, entonces sigue leyendo.

Inseguridad, vergüenza y pudor son algunos de los sentimientos que muchos pacientes de hiperhidrosis manifiestan cada vez que sus axilas, manos, rostro o plantas de los pies se humedecen ante la acumulación extrema de sudor. El mal olor y la sensación de humedad crean,  en muchas ocasiones,  una situación incómoda y nada fácil de sobrellevar en nuestra vida diaria.

Evidentemente, cuando realizamos cualquier actividad que requiera de un esfuerzo mayor al habitual, nuestro cuerpo, más concretamente un pequeño mecanismo del sistema nervioso autónomo denominado Sistema Simpático, es el encargado de regular nuestra temperatura corporal según el ejercicio físico que estemos realizando o las características del clima.

Es normal, por lo tanto, que cuando realizamos un mayor esfuerzo, nuestro cuerpo responda con una mayor cantidad de sudor en determinadas partes del mismo. No obstante, el problema  aparece cuando este mecanismo del sistema nervioso falla por el motivo que sea haciendo que nuestro organismo genere mayor cantidad de sudor del que necesita para regular la temperatura corporal.

Esta situación incontrolable genera una gran inseguridad en el paciente, pues se ve indefenso de alguna manera ante el escaso número de recursos disponibles  para afrontar la situación.

 

Como apuntábamos en líneas anteriores, la hiperhidrosis puede ser de dos tipos.

1) La más común de todas ellas es la hiperhidrosis no orgánica, que llega a padecer el 28% de la población mundial aproximadamente y que se genera ante situaciones o circunstancias que generen cierto estrés o nerviosismo a la persona o, en definitiva, supongan, un gran golpe a nivel emocional. A pesar de ser la más frecuente en la sociedad, lo cierto es que es la menos analizada al respecto.

2) Por otro lado, se destacaría la hiperhidrosis orgánica, aquella que padece un sector más reducido del público y que puede dividirse, a su vez, en primaria, cuando se inicia en la infancia o la pubertad manteniéndose durante toda la vida y afectando a un 5% de la población, y por otro lado, se encuentra la secundaria, la cual puede aparecer en cualquier momento de nuestra vida y puede deberse a multitud de factores como los efectos de ciertos fármacos, o trastornos como la tiroides, la menopausia, diabetes o infecciones de diverso tipo.

Ante esta situación, ¿qué es lo que pueden hacer este tipo de personas ante tales situaciones?, realmente existen algunos tratamientos a tener en cuenta y que se especifican a continuación:

1) Iontoforesis: un tratamiento que, con unas probabilidades de éxito del 95%, consiste en aplicar corrientes eléctricas de baja energía a través de almohadillas o toallitas impregnadas de agua para que entren en contacta con nuestra superficie cutánea. De esta forma se conseguirá frenar u obstaculizar temporalmente la actividad de los conductos sudoríparos.

2) Antitranspirantes como Perspirex,  un desodorante-antitranspirante de una eficacia probada, cuyo principal objetivo es proteger tu piel de un modo duradero contra la sudoración y el mal olor. Con este producto llegarás a reducir la sudoración hasta en un 65%  y es tal su potencia que podrá durar su efecto, con una sola aplicación, hasta un máximo de 5 días.

3) Medicamentos por vía oral: los fármacos se recomiendan en caso de que los dos primeros tratamientos, no hayan dado un resultado satisfactorio, ya que tales medicamentos puede tener efectos secundarios importantes.

4) BOTOX: la toxina botulínica, especialmente empleada en el campo de los cosméticos y la estética, es utilizada también para frenar o bloquear la sudoración. Este tratamiento consiste en aplicar varias inyecciones en diferentes partes del cuerpo, especialmente aquellas en las que la sudoración es excesiva como las manos o la cabeza.

Estos tratamientos pueden convertirse en el bálsamo que alivie el estrés y las preocupaciones de este tipo de personas De esta forma, el pudor y la inseguridad frente a este tipo de humedad en diferentes partes del cuerpo dejarán de ser una costumbre para convertirse en un mal recuerdo.

Fuente Imágenes ThinkStock.



  • avatar
    Sutran

    Primero muy buen post!
    Y segundo dar otra alternativa para la gente que no tiene suficiente con esos tratamientos o no quiere ver agredida su piel, puede usar Sutran, una camiseta para evitar las manchas de sudor , protegiendo la zona torácica y axilar. Tanto para hiperhidrosis como para sudor ocasional.

    Saludos!