>Blog de Salud y Belleza

Tratar los problemas de dispepsia

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La dispepsia es un trastorno que perturba el proceso digestivo, alterando la naturalidad del mismo. Lo normal es que aparezca cuando no se está teniendo una alimentación saludable y suele ser perfectamente tratable. Os damos algunas alternativas para aliviar los problemas derivados de este trastorno.

Tratar los problemas de dispepsia

Causas de la dispepsia

El origen de la dispepsia también puede tener que ver con algún problema físico o emocional, o, incluso, guardar relación con alguna enfermedad por la que estemos atravesando. El resultado son una serie de molestias o dolores como la acidez, vómitos, náuseas y ardores, así como flatulencias y eructos.

Seguramente no hayamos oído hablar antes de la dispepsia, pero es una de los problemas que más nos llevan a consultar con nuestro médico, ya que se da con cierta frecuencia. Sin embargo, la mayoría de los afectados no llegan a consultar al médico sobre sus molestias y se automedican con antiácidos.

Las causas de la dispepsia no son otras que una mala alimentación. Comer copiosamente, tomar bebidas carbonatadas o alcohol. Legumbres, fritos, exceso de fibra y alimentos picantes deben quedar alejados de nuestras comidas.

Cómo tratar la dispepsia

¿Qué podemos hacer para tratar la dispepsia? Existen algunos hábitos que podemos tener en cuenta para sentirnos mejor, aunque, sin duda, debemos hablar con nuestro médico.

-Estrés: Puede parecer que no está relacionado, pero el estrés emocional puede producirnos problemas estomacales. Es importante, por tanto, que tratemos nuestra ansiedad para hacer una buena digestión.

-Alcohol: Tenemos que mantenernos alejados del consumo de alcohol, porque afecta negativamente a la digestión.

-Tabaco: Al igual que el alcohol, fumar no es nada beneficioso de por sí, pues menos durante la digestión.

-Comidas suaves: Nada de comer como si no hubiera mañana, estar llenos hasta la garganta complicará mucho la dispepsia que suframos. Comer un poco menos, saborear mucho más y quedarnos siempre con la sensación de estar ligeros.

Cómo tratar los problemas de dispepsia

-Dieta: La dieta mediterránea es la mejor para casi todo y la dispepsia no iba a ser menos. Evitar el consumo exagerado de comidas grasas y fritas será el mejor consejo.

-Tiempo: Las prisas son malas consejeras, debemos comer pausadamente y masticando bien. Es preferible comer un poco menos y hacerlo con tranquilidad que ingerirlo todo de golpe porque nos tengamos que ir corriendo.

-Ejercicio: Primero, nos ayudará a liberar estrés, que a su vez recrudece los síntomas. Y, segundo, favorecerá el apetito y el proceso de digestión. Además, siempre es recomendable practicar deporte.

¿Qué os parecen estas recomendaciones para tratar los problemas de dispepsia?, ¿conocéis alguna otra alternativa?

Fuente imágenes Vogue

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Tratamientos