>Blog de Salud y Belleza

Un bebé vuelve a la vida por el amor de sus padres

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

El tacto se convierte en la principal vía de comunicación que una madre puede ofrecer a su hijo. A través de una simple caricia puede transmitirle todos los sentimientos de amor y cariño que le profesa. Un buen ejemplo del poder que el tacto puede tener sobre nuestros pequeños lo vemos reflejado en la emotiva historia de Jaime, un bebé prematuro que renació tas unos minutos de estrés.

Un bebé vuelve a la vida por el amor de sus padres

El niño es capaz de captar todas las vibraciones y sentimientos que es capaz de experimentar su madre por medio del contacto piel con piel que la progenitora mantiene con su retoño. Los más pequeños disponen de un gran número de receptores sensitivos en los labios y en los dedos, de ahí que les guste chuparse los dedos desde las 22 semanas de vida intrauterina.

Este mismo calor afectivo y contacto con la piel del bebé por parte de su madre ha demostrado que los milagros existen y se encuentran representados en la historia de Jaime. Nos referimos a un bebé prematuro que no logró superar el parto, pero los padres, por instinto, pidieron sostenerlo entre sus brazos una vez fueron conocedores por parte de los médicos que no había una solución.



Con menos de un kilo de peso, el corazón del pequeño Jaime comenzó a latir después de que los padres tras acariciar la piel de su pequeño y lanzar palabras de amor y cariño. JOHNSON´S® ha querido hacerse eco de esta historia para dar cuenta de la importancia del tacto en el desarrollo del bebé.

¿Y a vosotros?, ¿qué os parece esta historia?

Por:
Etiquetas:
Categorías: Tratamientos