>Blog de Salud y Belleza

Las verdades de las dietas de desintoxicación

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Después de navidad se ponen de moda las dietas desintoxicantes. Aquí te contamos en qué consisten y porqué no siempre son beneficiosas para la salud.

Comencemos por definir en qué consisten las toxinas. Se trata de una sustancia química  conocida por sus efectos dañinos sobre el cuerpo. Las toxinas pueden provenir de los alimentos o del agua, de las sustancias químicas utilizadas para cultivar o preparar los alimentos, e incluso del aire que respiramos. El cuerpo absorbe toxinas y luego las procesa mediante órganos como el hígado y los riñones y las elimina a través del sudor, la orina y las heces.

Lo que una dieta de desintoxicación pretende es ayudar al cuerpo a eliminar estas toxinas, que debido al estrés o la deshidratación no se eliminan de forma adecuada del cuerpo. La idea es purificar y limpiar el cuerpo.

Sin embargo, aquí está el primer error. Tu cuerpo está diseñado para purificarse a sí mismo. El hígado y los riñones funcionarán como deben si sigues una dieta saludable que incluya fibras, frutas, verduras y abundante agua.

Las dietas de desintoxicación generalmente incluyen 1 ó 2 días en una dieta completamente líquida y otros 4 ó 5 días en los que se añade a la dieta arroz integral, frutas y verduras cocidas al vapor. Al cuarto día se empiezan a introducir alimentos sólidos.

Es probable que las personas que hagan este tipo de dieta con alto contenido en fibra y bajo contenido de grasa se sientan mejor. Pero se trata de un beneficio por haber mejorado la alimentación y no necesariamente por la eliminación de toxinas.

Las dietas de desintoxicación están diseñadas sólo para objetivos a corto plazo. Son peligrosas en la medida en que desproveen al organismo de nutrientes esenciales y en algunos casos ocasionan desórdenes alimenticios.

Por estas razones, las dietas de desintoxicación pueden ser especialmente peligrosas para los adolescentes.
no es recomendable que las personas que tienen diabetes, nivel bajo de azúcar en la sangre, o trastornos alimenticios hagan dietas de desintoxicación.

Otro de los peligros de estas dietas es que incluyen laxantes, que pueden producir deshidratación y serios problemas en el aparato digestivo. El ayuno prolongado también puede hacer más lento el metabolismo, haciendo más difícil que mantengas el peso o que bajes de peso más adelante.

No te dejes llevar por la moda y antes de decidirte por realizar una de estas dietas, consulta a tu médico de cabecera.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General