>Blog de Salud y Belleza

La cirugía estética también es cosa de hombres

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Las costumbres y los hábitos de belleza de la población actual están cambiando, y cada vez se pone con más determinación que la cirugía estética también es cosas de hombres. Desde este blog de salud te contamos más detalles de un sector en el que los hombres empiezan a sentirse más cómodos.

cirugía estética

La operación bikini, llamada así porque las mujeres se dedican a cultivar su cuerpo en los meses previos al verano, se nutre, al margen de dietas, de intervenciones de cirugía estética. Y los hombres también apuestan por la cosmética.

Este sector ha estado vinculado históricamente al sector femenino pero cada vez es mayor el número de hombres que acuden a alguna consulta para someterse a alguna operación de retoque de orejas, nariz o pectorales.

Con ello se pone de manifiesto que la preocupación por el aspecto físico ya no es sólo cosa de mujeres, sino que cada vez son más los hombres quienes más se decantan por consumir tratamientos para el cuidado de la piel o el envejecimiento, destacando, dentro de esta tendencia, las operaciones de cirugía estética, que van en aumento.

Pues bien, según los datos publicados por la Sociedad de Cirugía plástica, estética y reparadora de España, en la última década se ha multiplicado el porcentaje de hombres que pasan por una consulta de cirugía estética. Así, al igual que sucede en el caso de las mujeres, las consultas estéticas se multiplican en los meses previos al verano para mejorar su imagen corporal, en lo que podríamos denominar como la operación bikini masculina.

De este modo, las operaciones de cirugía estética más demandadas por el sector masculino se realizan generalmente por motivos estéticos o para corregir afecciones que pueden ocasionar un trastorno psicológico. Por ello, las operaciones más habituales suelen ser la otoplastia (operación que corrige las orejas de soplillo), la blefaroplastia (operación que corrige la caída del párpado superior y la aparición de bolsas) y la ginecomastia (reducción de los senos masculinos).