>Blog de Salud y Belleza

Cómo detectar la alergia

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Desde este blog de salud seguimos analizando la alergia, que con la llegada de la primavera vive sus momentos de más intensidad. En esta ocasión nos preguntamos cómo detectar la alergia, una idea clave para saber cómo prevenirla. Una de las mejores maneras de detectarla es estar atentos a los síntomas que produce.

Retiro

Para detectar la alergia, no hay ningún truco ni ningún método milagroso, simplemente hay que observar. En primer lugar, tendrás que conocer si eres alérgico, algo que te podrá ayudar a detectar algún tipo de alergia. Claro, si no sabes si tienes alergia a algo, una de las maneras de detectar una posible alergia es acudir al médico y hacerte la prueba de la alergia. Parece demasiado evidente, pero es así, para detectar una alergia no hay mejor tarea que realizar la prueba de la alergia. También es frecuente que si tus padres tienen alergia, tú también la tengas.

Lo que está claro es que los síntomas de la alergia son clave para detectarla. Por ello, si tienes picores, urticaria, asma, estornudos, congestión nasal, ojos llorosos o rinitis, es posible que se trata de una señal de tu organismo, que te intenta avisar de que puedes tener una alergia.

Para detectar la alergia al polen, por ejemplo, suele bastar con acudir una tarde primaveral a pasear por un parque en el que haya flores y en el que se vea el polen deambular por el ambiente. Una de las plantas que más alergia producen es el polen del olivo, al igual que las gramíneas, y los meses de mayor incidencia son abril, mayo y junio.

En el caso de que tengas alguno de los síntomas habituales que aparecen con la alergia, es probable que padezcas una de ellas, para lo cual, deberías acudir al especialista para que efectúe un diagnóstico.

Imagen sujeta a licencia CC



  • avatar
    Alejandra P.M.

    En lo que respecta a el artículo CÓMO DETECTAR LA ALERGÍA, como lo mencionan, es muy importante realizar las pruebas de alergía.

    Estas pruebas son de diferentes tipos; algunas son para detectar a qué tipo de alimentos somos alérgicos, otras a qué plantas o insectos o algún otro alérgeno y otras más a qué medicamentos (aunque estás últimas tengo entendido que no suelen realizarlas puesto que pueden provocar ciertos efectos contraproducentes en los pacientes).

    Realmente son unas pruebas sencillas: el médico da unos piquetitos en los brazos del paciente y ahí coloca en forma de gotitas sustancias determinadas (por ejemplo, alérgenos como polen de ciertas plantas) y de acuerdo al tamaño de la roncha que se produzca después de determinado tiempo, es que podrán determinar a qué se es alérgico.

    Es de suma importancia saber a qué se es alergico y seguir un tratamiento adecuado, ya que de no ser así, una enfermedad grave podría desencadenarse (por ejemplo, asma).