>Blog de Salud y Belleza

Ejercicios para mejorar la memoria

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La memoria es una de las funciones más importantes del cerebro, ya que nos permite almacenar los recuerdos vividos o experiencias pasadas y según el alcance temporal. Es, además, un fenómeno de la mente que nos permite codificar, almacenar y recordar información del pasado.

La memoria se puede desarrollar y mejorar con distintas técnicas de memorización, algo que nos será de gran ayuda puesto que, según vayamos envejeciendo, se vuelve más complicado para nuestro cerebro crear nueva memoria, incluso cuando podemos recordar todavía acciones que han sucedido hace muchos años.

A continuación, vais a encontrar una serie de sencillos ejercicios que nos permitirán mantener y mejorar nuestra salud cognitiva:

– Uno de los mejores métodos para memorizar palabras es formar versos que las incluyan.

– Cuando leemos, es importante visualizar lo que estamos leyendo para su memorización. Pensar en imágenes es una técnica que nos facilita memorizar sucesos de un determinado tema, ya que la imaginación y el pensamiento se encuentran unidos.

– A la hora de estudiar, es importante hacer pausas para asimilar y memorizar lo que estamos leyendo.

– Realizar esquemas y escribir en papel notas nos ayuda también a fijar los contenidos que estudiamos. El número de repeticiones y fijaciones permiten retrasar el olvido.

Para recordar listas de palabras, es muy recomendable unirlas y crearnos una historia gráfica en nuestra mente en la que las imágenes de cada objeto se conecta con las del siguiente.

– Para los números, utilizar la regla de las perchas, que consiste en una lista de palabras fijas en orden, cada una asociada a un número del 1 al 10: 1-poste, 2-bicicleta, 3-tricornio, 4-silla, 5-mano, 6-palo de golf, 7-bandera, 8-gafas, 9-persona, 10-pelota. Este método nos permite memorizar números cifras elevadas y fechas de una forma muy sencilla, ya que tan sólo tenemos que asociar cada cifra con una de las imágenes y formar una pequeña historia.

Cambiar el orden de las cosas. Si escribimos y nos cepillamos los dientes con la mano derecha, usar la mano izquierda. Otros ejemplos, serían cambiarnos el reloj de mano, jugar al tenis con la mano contraria a la habitual o cambiar el ratón de lado de la mesa.

Consultar el diccionario cada día para aprender, al menos, una nueva palabra que deberemos introducir en nuestras conversaciones con otras personas o en los textos que escribamos.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados, Especiales