>Blog de Salud y Belleza

Ictus: síntomas y tratamiento

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

El ictus, también conocido como Accidente Cerebro Vascular -ACV-es una enfermedad cerebro vascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro.

Ictus sintomas y tratamiento


Entre los factores que pueden aumentar las posibilidades de padecer riesgo y que no se pueden controlar destacan: la edad, la historia clínica familiar, la raza o el sexo, aunque cabe decir,  que existen otros como la presión sanguínea elevada, el tabaco, la diabetes Mellitus o el colesterol alto, la obesidad, el consumo de alcohol excesivo o las drogas, que si se pueden controlar.

Generalmente, los ictus son de inicio súbito y de rápido desarrollo, y causan una lesión cerebral en minutos, aunque existen otros, que aparecen con menos frecuencia, pudiendo empeorar a lo largo de horas o incluso días. En función del área del cerebro afectada pueden producirse síntomas diferentes, como adormecimiento o debilidad repentina en la cara, el brazo o una pierna, confusión, dificultad para hablar o entender, pérdida de equilibrio, problemas de visión y dolor de cabeza repentino.

Cuando el ictus afecta a la región izquierda del cerebro, la parte afectada será la derecha del cuerpo y la izquierda de la cara  y se podrán dar: parálisis del lado derecho del cuerpo, problemas en el  habla o en el  lenguaje, comportamiento lento y pérdida de memoria. Si la parte afectada es la región derecha del cerebro, será la parte izquierda del cuerpo la que tendrá problema y podrá aparecer parálisis del lado izquierdo del cuerpo, problemas en la visión, comportamiento  acelerado y pérdida de memoria.

El tratamiento es distinto si el ictus es debido al bloqueo de una arteria o a causa de la ruptura de un vaso , sin embargo,  es necesario seguir unas pautas, para asegurar la supervivencia:

Reconocer rápidamente los signos y/o  síntomas del ictus, anotar cuando ocurren por primera vez, activar con rapidez los servicios de emergencia. La mejor forma de llegar al hospital es mediante los servicios  de urgencia, que advertirán cuanto antes al servicio de urgencia del hospital y comenzarán el cuidado del paciente durante el transporte al hospital.

Es imprescindible recibir el diagnóstico y el tratamiento rápidamente en el hospital para que esté bajo vigilancia intensiva, aunque en algunas ocasiones,  se debe recurrir a la cirugía para eliminar el coágulo que bloquea las arterias del cerebro.  Cuando el ictus ya haya pasado, el tratamiento depende de las incapacidades que le hayan quedado al paciente.

Imagen de: vitonica