>Blog de Salud y Belleza

Los cereales integrales ayudan a prevenir la hipertensión

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

En más de una ocasión hemos hablado sobre los beneficios que nos aportan los cereales integrales a nuestra salud. Su consumo habitual ayuda a prevenir ciertas enfermedades, como el cáncer (en especial, el de colón); mejoran el tránsito intestinal; sirven para prevenir y tratar el estreñimiento; aumentan la sensación de saciedad, por lo que son muy recomendables en las dietas de adelgazamiento y para prevenir la obesidad, ya que son alimentos saciantes, ayudando a eliminar la sensación de hambre; reducen los niveles de colesterol; y, en general, ayudan a mantener una sensación de bienestar.

Todos estos beneficios y propiedades de los cereales integrales aumentan cuando se acompañan de hábitos saludables, como no fumar, ni beber demasiado alcohol, llevar una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras, así como realizar ejercicio físico de forma regular.

Cereales-integrales

Además, según un estudio realizado por el Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, comer de forma diaria cereales integrales (por ejemplo, en el desayuno) ayuda a prevenir la presencia de hipertensión o presión arterial alta, que es uno de los principales factores de sufrir un infarto o accidente cerebrovascular. A través de esta investigación se ha demostrado que estos cereales integrales disminuyen en un 25% las probabilidades de sufrir alguna de estas patologías.

Para realizar este estudio se han tenido cuenta los hábitos dietéticos de más de 13.000 médicos durante 16 años. Durante ese período, un total de 7.267 hombres desarrollaron hipertensión, comprobando que el riesgo mantenía una proporción con el número de raciones de cereales integrales que habían consumido, por lo que una dieta rica en este tipo de cereales resultan de gran ayuda para luchar contra los infartos.

Este efecto positivo de los cereales integrales se explica por su alto contenido en fibra. Además, hay que tener en cuenta que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E, así como minerales como el selenio, zinc, cobre, magnesio, fósforo, hierro y grasa.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados, Dietética, General, Nutrición