>Blog de Salud y Belleza

Mitigar los Dolores de la Menstruación

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Mitigar los Dolores de la Menstruación

La dismenorrea en la palabra médica que denomina al dolor de la menstruación. Cada mujer las sufre con más o menos intensidad. A medida que vamos creciendo vamos conociendo nuestro cuerpo y sabemos reaccionar mejor ante la dismenorrea. Aún así, el dolor de la menstruación en algunas mujeres es tan intenso que puede dejarlas fuera de juego durante un par de días.

Si sufres grandes dolores, consulta a tu médico qué medicamentos puedes tomar. En cualquier caso, no tomes Aspirina, pues aumenta el flujo de sangre y puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Existen trucos caseros que suelen funcionar en estos casos, pero cada mujer es distinta en este aspecto. Lo mejor es ir probando cuál es el que a ti te funciona. Intenta tomar 2 o 3 tazas de tisana de romero o savia al día, en muchas mujeres consigue mitigarles el dolor. La valeriana y la tila también pueden ayudarte.

Realiza ejercicios de relajación, inspirando y expirando despacio para relajar los músculos y tu cuerpo. Prueba a darte pequeños y suaves masajes en la zona de los ovarios. Da movimientos circulares y regulares, de forma pausada.

Trata de buscar una postura que te favorezca. A muchas mujeres les viene mejor estar tumbadas, pero otras necesitan estar dobladas, ya que al estirarse les duele más. No hay una postura única y milagrosa, desgraciadamente en esto la experiencia será tu mejor baza. Si eres fumadora y sufres grandes dolores, plantéate dejar ese hábito, ya que está demostrado que fumar puede acentuar la intensidad del dolor menstrual.

En cualquier caso, si no puedes controlar el dolor y además te impide realizar tu vida de forma normal, no dudes en acudir a un médico.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General


  • avatar
    Rodolfo

    Yo nunca pagareda por un hombre de pago. Bueno, eso quriee creer mi ego femenino, vamos, seguro soy capaz de seguir atrayendo por me9ritos propios a algfan macho a pesar de que no tengo ni la misma talla ni el mismo humor que cuando creeda conocer todas las te9cnicas del ligue nocturno.Pero, ya puestos, en una situacif3n de apuro, pagar por sexo sexo tambie9n me parece un buen regalo para el e1nimo. Sin ansiedades, sin dudas, sin bfque9 pensare1?, bfhabre9 estado bien?bfme volvere1 a llamar? Creo yo que el problema de Rosa es que paga por sexo cuando lo que realmente quriee es ser y sentirse amada. Y, como hacemos constantemente los humanos, se autoengaf1a hasta que un golpe del destino la devuelve bruscamente a la crueldad del “mucho te quiero perrito, pero pan poquito”. Me deceda Neus que algunos lectores habedan reeddo con UHDP. Cierto es que la novela tiene situaciones muy divertidas -para med, las mejores son las cenas/reuniones del grupo de amigos de Bel- pero yo me llevo un regusto de le1stima, de compasif3n, por haber reconocido en todos los personajes esas mentiras que constantemente nos insistimos en decirnos a nosotros mismos (bfesas que impulsan a Bel hacia Pareds?). Neus, queredas iniciar una conversacif3n sobre el deseo, te sugiero que hablemos tambie9n del autoengaf1o. Tambie9n el del propio Ive1n, porque9 no. Lo que9 deseamos o no a veces no responde a un aute9ntico sentimiento sino a lo que creemos que necesitamos. Leed la novela de tirf3n, con el suspense de cue1ndo se descubrireda “el pastel”. Me lo pase9 bien. Lo mejor: los personajes super creedbles, aute9nticos, bien definidos a pesar del reto de la brevedad de la novela. Moldeados a trave9s sus frases, de sus actos, sin recrearse en detalles superfluos. Lo que menos me ha gustado: el final… quize1s por esperado tal y como se desarrollaba la historia. Posiblemente tambie9n aqued yo me autoengaf1aba pensando que podreda existir otro final que el que la lf3gica de los personajes empujaba. PD: a1Ya me gustareda a med tener toda esa coleccif3n de bolsos!