>Blog de Salud y Belleza

Síndrome Post-vacacional

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

El síndrome post-vacacional es un estado de incapacidad de adaptarse  al trabajo, tras la vuelta de vacaciones, con las consiguientes reacciones físico-psíquicas, que suelen remitir en pocos días, con síntomas como la depresión, irritabilidad, astenia, incapacidad para tomar decisiones, apatía, insomnio, dolores musculares, tensión nerviosa, palpitaciones, náuseas, sensación de ahogo y problemas gastrointestinales entre otros.



Principalmente este síndrome ocurre por el desajuste horario, cambio en las comidas y en el ritmo diario y por el cambio brusco a un entorno de trabajo, que hace que se cambie el ritmo de las últimas semanas que has estado de vacaciones, sumado a la manera que tiene cada persona de vivir la vuelta al trabajo.

Por lo general,  existe dificultad para concentrarse y una somnolencia generalizada, incluso puede haber cambio de carácter con tendencia  a la agresividad y con cierto aire depresivo, hechos que hacen que haya dificultad para enfrentarse al trabajo y realizar las tareas diarias. La aglomeración del trabajo, al no poder desempeñar las funciones diarias, la falta de comunicación con los compañeros y la familia y un carácter agrio tienen sus consecuencias, pudiendo dar lugar a una crisis que afecta a sus relaciones.

Hay que decir que lo normal es que en unas semanas se vuelva a adaptar al ritmo de trabajo, pero la mayoría de las veces este síndrome, puede ser debido a una falta de descanso durante las vacaciones y a un descontento en el trabajo, que ya existía antes de las vacaciones, por lo que será necesario una actitud positiva en el trabajo y tratar de ver las cosas de otra forma.

Para evitar esto, será necesario volver unos días antes de que acaben las vacaciones, para ir adaptándose progresivamente a la rutina de la vida diaria y si es posible dividir las vacaciones, para poder disfrutar de ellas en períodos diferentes; es otra manera de tener otro aliciente a la hora de volver al trabajo.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Especiales, Psiquiatría