>Blog de Salud y Belleza

Trastorno bipolar

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

El trastorno bipolar es una afección que incluye periodos de estado de ánimo irritables con  manía, que aparece alternado con períodos de depresión, con fluctuaciones entre ambos periodos muy abruptas. El trastorno bipolar afecta por igual a ambos sexos y su edad de aparición,  se sitúa entre los 15 y los 25 años.

Trastorno bipolar

Se desconoce la causa, pero se da con mayor frecuencia en personas con parientes que sufren dicho trastorno.

El trastorno bipolar se presenta de tres maneras diferentes:

Trastorno bipolar tipo I, se desarrolla en personas que  han sufrido al menos un episodio de manía con depresión grave y que en otro tiempo se llamaba depresión maníaca.

Trastorno bipolar tipo II, presenta  periodos de hipomanía -no tan graves como la manía-, alternados con depresión grave.

– Una forma leve de trastorno bipolar, denominada ciclotimia, con fluctuaciones en el estado de ánimo menos severas.

En personas vulnerables, se puede desencadenar un episodio maníaco por cambios en el estilo de vida, medicamentos como los antidepresivos, drogas psicoactivas o periodos de insomnio.

La fase maníaca tiene los  siguientes síntomas: irritación, autoestima elevada, poca necesidad de sueño, hiperactividad, elevada energía, compromisos exagerados de actividades, poco control del temperamento, comportamientos imprudentes, como la promiscuidad sexual o los gastos exagerados y una distracción fácil.

La fase depresiva posee los siguientes síntomas: bajo estado de ánimo, trastornos de alimentación, como pérdida de apetito o consumo de comida exagerada,  dificultad para concentrarse, fatiga, sentimientos de desesperanza o incluso,  culpa, tristeza, pérdida de la autoestima, pensamiento frecuente sobre la muerte, trastornos del sueño, tanto somnolencia, como insomnio, pensamientos suicidas, aislamiento de sus amistades y apatía por actividades que antes realizaba con normalidad.

Los fármacos denominados estabilizadores del estado anímico se consideran los más adecuados para su tratamiento y los más usados son:el litio, valproato, lamotrigina y carbamazepina, aunque se pueden utilizar anticonvulsivos, ansiolíticos o terapia electroconvulsiva o estimulación magnética transcraneal, dirigida a las áreas más afectadas del cerebro.

Imagen de: vivesana



  • avatar
    sarah cruz

    buenisimo justo lo que buscaba para realizar mi trabajo prctico GRACIAS¡¡¡¡¡

  • avatar
    sarah cruz

    buenisimo justo lo que buscaba para realizar mi trabajo prctico GRACIAS¡¡¡¡¡